Wellington, Nueva Zelanda

 

En redes sociales se han presentado acusaciones a un grupo de músicos de Wellington por ataques sexuales

En Wellington, Nueva Zelanda, la policía abrió una investigación después de que en redes sociales varias mujeres y hombres denunciaran a un grupo de músicos por la comisión de diversos delitos sexuales que incluyen intoxicación, acoso sexual y violación.

Las acusaciones empezaron después de que una mujer, que no ha dado a conocer su verdadero nombre, publicó en redes sociales su experiencia con este grupo de músicos. Por esta publicación dijo haber recibido mensajes de unas 60 personas, hombres y mujeres, que relataban episodios semejantes que les ocurrieron con este mismo grupo, incluido alguien que dijo haber tenido 13 años cuando los hechos le sucedieron. Los hechos denunciados ocurrieron no solo en Wellington sino también en Auckland e incluso en el extranjero.

A partir de entonces, las acusaciones en redes sociales empezaron a fluir como en cascada y la policía ya ha pedido al público que por favor cesen de publicar y compartir información y fotografías de los presuntos perpetradores porque eso podría obstaculizar su investigación. “Esto podría erradamente señalar a las personas equivocadas y también tener un impacto negativo en la investigación de la policía”, solicitó el inspector de la policía de Wellington John van den Heuvel.

Aunque en redes sociales son muchas las mujeres que han dicho ser víctimas de los músicos, la policía declaró que han recibido “un pequeño número de denuncias” que actualmente están siendo investigadas y que esperan que más personas presenten denuncia.

Por la trascendencia que estos hechos han tenido, la policía ha montado un operativo llamado Esmeralda en el que participan doce policías. Esta semana se sostuvo una reunión entre la policía, varias de las presuntas víctimas, Tamatha Paul, consejera de la ciudad de Wellington, y la abogada Louise Nicholas que habló en nombre de las víctimas. Se desconoce cuántas presuntas victimas acudieron a la reunión, pero a decir de la consejera Paul, la reunión dio claridad a otras mujeres para que también presenten una denuncia formal.

También se desconoce cuándo sucedieron los hechos denunciados ya que el inspector van den Heuvel se negó a especificar fechas aunque se refirió a los hechos como “históricos”.

Atendiendo el pedido de la policía y por el riesgo de incurrir en difamación, la prensa no puede tampoco dar más detalles sobre quiénes son los músicos acusados o cuántos son y solo han reportado que los músicos están conociendo de las acusaciones por los mensajes publicados en redes sociales.

La industria de la hostelería también ha manifestado preocupación por estas denuncias y dueños de bares y clubes han declarado sobre estas acusaciones señalando que muchos de los integrantes de la industria han estado invirtiendo tiempo y dinero capacitándose y a su personal en la prevención de delitos sexuales, trabajando cercanamente con la policía en estos casos al considerarse “socialmente responsables” con la comunidad.

El propietario de un club dijo sentirse “completamente disgustado respeto de cualquier comportamiento depredador “porque trabajan fuerte por mantener a sus empleados y clientes seguros”.

La policía de Wellington ha habilitado números de teléfono para recibir información que pudiera ser relevante para la investigación del caso y se ha aprovechado para dar a conocer los números de emergencia y lugares de apoyo a víctimas de delitos sexuales.

Más información stuff.co.nz

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net