Sacha Baron Cohen como Borat

 

Se presenta demanda en contra de Sacha Baron Cohen por secuela de Borat por entrevista a sobreviviente del Holocausto

El viernes 23 de octubre se estrena la segunda parte o secuencia de la película Borat, protagonizada por el actor inglés Sacha Baron Cohen y ya pesa sobre ella la demanda de la sucesión de una sobreviviente del Holocausto que supuestamente aparece en el film.

La película se titula Borat Subsequent Moviefilm: Delivery of Prodigious Bribe to American Regime for Make Benefit Once Glorious Nation of Kazakhstan. (Película posterior de Borat: Entrega de un soborno prodigioso al régimen estadounidense para beneficiar a la gloriosa nación de Kazajistán) y sigue a la película de 2006 Borat: Cultural Learnings of America for Make Benefit of Glorious Nation of Kazakhstan (Borat: lecciones culturales de Estados Unidos para beneficio de la gloriosa nación de Kazajistán). En estas películas el personaje Borat es antisemita (el actor es judío), misógino y muestra actitudes racistas hacia la población roma, sinti y traveller y hacia la comunidad LGBTQ+. Su éxito radica en que, disfrazado de este personaje, Baron Cohen saca de las personas sus pensamientos racistas que quedan expuestos.

Según la demanda que se presentó la semana pasada en los tribunales de Fulton, Georgia, Estados Unidos, en enero Baron Cohen, disfrazado de Borat, entrevistó en una sinagoga a Judith Dim Evans, quien sobrevivió al Holocausto, sin que ella supiera que se trataba de una comedia y que se burlaría de los judíos y del genocidio judío.

De acuerdo con la demanda, los representantes legales de la señora Evans se aproximaron a la producción para pedirles que retiraran el segmento filmado con su cliente, pero que se negaron a hacerlo. Como Judith Dim Evans falleció en el verano, la albacea de la sucesión, su hija Michelle Dim St. Pierre, presentó la demanda en contra de Baron Cohen, de Amazon Prime, distribuidora de la película, y de la compañía de producción Oak Springs Productions, acusándolos de invasión a la privacidad mediante engaños, apropiación de la imagen de la señora Evans para beneficio comercial y fraude.

En la demanda se señala que la entrevista con la señora Evans se hizo “bajo falsas pretensiones con la intención de apropiarse de su parecido. La señora Evans no consintió al uso comercial de su parecido en Borat: Subsequent Moviefilm ni en un documental falso de comedia.”

“Al saber, después de haber concedido la entrevista que la película era en realidad una comedia tendiente a burlarse del Holocausto y de la cultura judía, la señora Evans quedó horrorizada y molesta”, se señala en la demanda.

“Si la señora Evans hubiera sido informada de la verdadera naturaleza del film y del propósito de la entrevista, ella no hubiera accedido a participar en la entrevista.”

En la demanda se declara que la producción intentó pagar a la señora Evans por la entrevista, pero que ella no aceptó dinero, pero el abogado que representa a su sucesión se negó a responder si ella firmó algún documento autorizando a la producción de la película a utilizar el material de la entrevista.

Aunque en 2007 Sacha Baron Cohen anunció que retiraría a Boral de su repertorio porque ya era muy identificado por el público, en el tráiler de la nueva película se aprecia al personaje en diferentes disfraces, incluido uno de Donald Trump con el que aparece en un acto de campaña del vicepresidente Mike Pence.

Más información timesofisrael.com

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen as.com