Tatuajes de Randy Orton

 

La extatuadora Catherine Alexander presentó una demanda en contra de Take-Two y WWE por violar sus derechos de autor al reproducir sin autorización un tatuaje realizado por ella

Alexander considera en la demanda presentada en contra de Take-Two Interactive Software, Inc., 2K Games, Inc., 2K Sports Inc., Visual Concepts Entertainment y World Wrestling Entertainment, Inc.(“WWE”) que estás empresas reprodujeron sin su autorización los tatuajes que plasmó en el cuerpo de Eandy Orton.

Catherine Alexander es una extatuadora que hizo seis tatuajes en el luchador profesional de la WWE Randy Orton entre 2002 y 2008. Los tatuajes incluyen tatuajes tribales en el antebrazo de Orton, un verso de la Biblia en su brazo, una paloma, una rosa y una calavera. Orton tenía un "diseño tribal" en su espalda creado por otro tatuador que Alexander también extendió a pedido de Orton.

En 2009, Catherine Alexander escuchó que World Wrestling Entertainment, Inc., estaba a punto de presentar un nuevo producto: mangas con los tatuajes de algunos luchadores. Se puso en contacto con el departamento legal de WWE y después de presentarse como la artista del tatuaje de la superestrella de la WWE Randy Orton, dijo que estaba dispuesta a negociar cualquier reproducción de su trabajo.

"La persona se rió de mí y dijo que yo no tenía ninguna base para negociar y que podían hacer lo que quisieran con las imágenes", testificó en una deposición. "Él es nuestro luchador". Ella decidió demandar por la violación a sus derechos de autor.

El fin de semana, un juez federal de Illinois, EE.UU., emitió un  juicio sumario parcial al determinar que WWE y Take-Two Interactive Software, el editor de la serie de videojuegos WWE 2K, de hecho copiaron sus obras. Ahora, la pregunta para un jurado es si eso equivale a una infracción de derechos de autor.

El juez niega la moción de los acusados para desechar el caso ya que quedan por resolver ciertos temas, como si Alexander autorizó implícitamente a Orton para difundir y mostrar los seis tatuajes que ella le pintó.

La decisión de la juez del Tribunal de Distrito de EE. UU., Staci Yandle, de ir a juicio por derechos de autor centrado en la reproducción no autorizada de tatuajes probablemente, sorprende a algunos que consideraban que el tema estaba resuelto.

En marzo pasado, Take-Two salió vencedor en una demanda sobre los tatuajes que aparecen en los cuerpos de las estrellas de la NBA LeBron James, Kenyon Martin y Eric Bledsoe. El juez de Nueva York en ese caso había decidido que la pequeña exhibición de tatuajes en un videojuego no era sustancialmente similar a la de los jugadores de baloncesto, o en todo caso, era un uso de minimis, había un una inferencia razonable de una licencia implícita y el fabricante de videojuegos también tenía un buen caso para el uso justo.

Pero para desgracia de Take-Two y la WWE el caso se presenta en el único circuito que no ha reconocido explícitamente el uso trivial como una defensa afirmativa viable.

"Si el Séptimo Circuito reconoce esta defensa en los reclamos por infracción de derechos de autor es una cuestión abierta", escribe Yandle, y agrega que duda que la defensa sea viable en general y en esta situación particular. "La defensa se ha invocado con éxito para permitir la copia de una parte pequeña y generalmente insignificante de las obras protegidas por derechos de autor, no la copia al por mayor de las obras en su totalidad como ocurrió aquí", por lo que considera que se requiere un juicio.

Sobre la cuestión de si Orton obtuvo una licencia cuando se realizó los tatuajes, el luchador declaró al rendir su testimonio que entendía que los tatuajes eran su expresión personal y nunca le dijeron que necesitaría más permiso para hacerlos visibles.

"No está claro si Alexander y Orton discutieron las formas permisibles de copiar y distribuir los tatuajes o si alguna licencia implícita incluía derechos de sublicencia de modo que Orton pudiera dar permiso a otros para copiar los tatuajes de Alexander", escribe Yandle. "Por lo tanto, la evidencia plantea una cuestión de hecho controvertida en cuanto a la existencia y el alcance de una licencia implícita y se niega la moción de los Demandados en cuanto a esta defensa afirmativa".

En el juicio también se tendrá que revisar si el uso de los tatuajes en el juego fue un uso legítimo de derechos de autor.

Sobre el primer factor de uso legítimo, por ejemplo, la opinión del juez dice, "Alexander sostiene que ella creó los tatuajes con el propósito de exhibirlos en el cuerpo de Orton y que los Demandados usaron los tatuajes con el mismo propósito; mostrarlos en el cuerpo de Orton en los videojuegos. Alexander también cuestiona la caracterización de los Demandados del tamaño de los tatuajes y sostiene que se muestran de manera prominente y claramente visibles en los videojuegos".

Habrá que esperar que se decide en el juicio.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net