Escena de Hobbs & Shaw

 

Neal Moritz y Universal han resuelto su disputa sobre su participación en las ganancias de la escisión de Hobbs & Shaw

Después de estar dos años sumergidos en una disputa por regalías, el productor Neal Moritz, productor de Fast & Furious, y Universal City Studios, LLC, conocida como Universal Pictures, llegaron a un acuerdo sobre la forma en repartir las ganancias generadas por el spin off (escisión, obra derivada) de la famosa franquicia Hobbs & Shaw, una semana después de que una corte de apelaciones de California se negó a enviar el asunto a arbitraje.

Moritz demandó a Universal en octubre de 2018 por incumplimiento de contrato alegando que comenzó a trabajar en la película de Dwayne Johnson y Jason Statham basándose en un acuerdo verbal.

El productor recibió una compensación fija, bonificaciones, participación en el backend y protección pay-or-play (recibe el pago se utilicen o no sus servicios) por las primeras ocho películas de la franquicia, y Moritz dice que le prometieron verbalmente una participación en secuelas o remakes, pero después Universal intentó cambiarlo para que la participación en las ganancias del productor solo se activara después de que la película recuperara sus gastos.

Universal argumentó que debido a que los contratos por las películas de la franquicia Fast & Furious de Moritz contenían disposiciones de arbitraje, al igual que el acuerdo escrito sin firmar para Hobbs & Shaw, el conflicto debería ser resuelto por un árbitro.

El juez de la Corte Superior del condado de Los Ángeles, Craig D. Karlan, en julio de 2019 se puso del lado de Moritz, y determinó que la cláusula de arbitraje en el acuerdo sin firmar nunca entró en vigencia y los contratos anteriores no eran relevantes para el acuerdo sobre la escisión. El 2 de septiembre, una corte de apelaciones de California estuvo de acuerdo y confirmó la sentencia.

Finalmente, en caso no irá a juicio ante jurado, ya que las partes llegaron a un acuerdo para repartirse los más de 760 millones de dólares que ha generado la película.

"Neal H. Moritz ha sido una parte integral de la familia Fast & Furious desde el inicio de la franquicia hace casi dos décadas", dijo un portavoz de Universal por correo electrónico a THR . "El estudio y Neal hemos resuelto amistosamente nuestra disputa y hemos llegado a un acuerdo sobre el spin-off de Fast & Furious, Hobbs & Shaw. Estamos contentos de dejar atrás este problema y enfocarnos en el futuro de esta franquicia".

Y Moritz dijo: “Fast & Furious siempre se ha tratado de la familia y, lamentablemente, tuvimos un pequeño desacuerdo familiar. Estoy feliz de reunirme con mi familia de Universal y Fast para continuar trabajando en la saga en muchas películas por venir. Agradezco que el equipo de Universal haya trabajado conmigo y con mi abogado Howard Abramson para resolver esto de manera justa".

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net