Luchadores de MMA

 

El irlandés fue detenido en Francia tras la denuncia anónima de intento de agresión sexual y exhibicionismo

El 11 de septiembre, el campeón de Artes Marciales Mixtas de la UFC, Conor McGregor, fue detenido en Córcega, Francia, acusado de tentativa de agresión sexual y exhibicionismo. McGregor fue puesto en libertad al día siguiente sin que se presentaran cargos formales, mientras se analiza la evidencia.

Según trascendió en un programa de una televisora de la isla mediterránea de Córcega, la víctima de esta agresión fue una joven mujer que estaba de visita en la isla con su esposo. De acuerdo con fuentes citadas, McGregor le mostró sus genitales e intentó forzarla a una relación sexual cuando ella entró al baño en un sitio público. Por tratarse de un delito sexual, la víctima tiene derecho al anonimato, de tal forma que no solo se desconoce si esta historia es cierta, sino incluso si ella fue quien presentó la denuncia.

Cuando se presenta una denuncia, la policía francesa puede detener a quien ha sido señalado como acusado hasta un máximo de 48 horas antes de proceder con la imputación o la liberación de cargos. Este periodo puede ampliarse, pero en el caso de McGregor la policía decidió soltarlo antes de las 48 horas.

Su liberación, sin embargo, no significa que el caso esté cerrado ya que se están esperando resultados de pruebas de evidencia física que incluyen análisis de drogas y alcohol y la revisión de otra evidencia, en este caso, filmaciones.

“Estas pruebas son de naturaleza rutinaria que siguen a incidentes como este, pero toman tiempo para asegurarse que no hay duda sobre ellos”, declaró a medios locales una fuente vinculada a la investigación. “Es también posible que el incidente sobre el que se presentó la queja haya sido filmado. Sucedió en un lugar muy concurrido, donde hay cámaras fijas localizadas en todas partes.

“Muchos vacacionistas pueden también haber filmado y tomado fotografías en sus teléfonos así que también necesitamos hablar con ellos.”

La denuncia contra el campeón de MMA fue presentada el jueves y el viernes la policía lo buscó en su yate en el que está con su novia Dee Devlin y sus dos hijos. Aunque Córcega es una zona de foco rojo por el elevado número de contagios de COVID-19, McGregor está en Calvi, en la isla, porque se estaba preparando para una carrera de 180 kilómetros en bicicleta acuática hasta Mónaco, organizada por la princesa Charlene de Mónaco para promover la seguridad en los deportes acuáticos. Debido al incidente, Conor McGregor se ha tenido que retirar de la carrera.

Sobre el incidente Emmanuelle Ramon, abogado de McGregor dijo que su cliente “vigorosamente niega cualquier delito.”

“Él ha sido puesto en libertad antes del fin del término legal de custodia policíaca y sin ninguna revisión judicial”, declaró el abogado.

Por su parte, Audie Attar, representante de McGregor, declaró en un comunicado: “Estoy furioso y hago una advertencia fuerte y clara: Conor McGregor no es ni será un objetivo para aquellos que buscan obtener un titular o un día de pago".

No es la primera vez que Conor McGregor se enfrenta a la justicia. En abril de 2018 fue procesado por su enfrentamiento con otros luchadores de MMA en Nueva York. En esa ocasión evitó ir a prisión al haberse declarado culpable de alteración del orden público y haber llegado a un acuerdo con el fiscal.

Más información dailyrecord.co.uk

Miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net