Alberto II y Delphine Boël

 

La hija reconocida este año por quien fuera rey de Bélgica pide en tribunales mismos privilegios que sus hermanos

Delphine Boël, la artista que en enero de este año logró que Alberto II de Bélgica la reconociera como su hija tras un muy largo proceso judicial, pide ahora que le concedan los mismos títulos y privilegios que a sus hermanos y hermana, el mayor de ellos el actual rey de Bélgica.

Delphine Boël nació fuera del matrimonio en una relación extramarital de Alberto, entonces príncipe de Lieja, y la baronesa Sybille de Selys Longchamps, quien en un libro describió los detalles de su larga relación amorosa que supuestamente llevó a Alberto y a sus esposa Paola a hablar de divorcio en por lo menos dos ocasiones.

Alberto era segundo en la línea sucesoria, pero terminó siendo coronado como rey en agosto de 1993 tras el fallecimiento de su hermano mayor, el rey Balduino, que estaba casado con la reina Fabiola, y que murió sin descendencia. Alberto II abdicó del trono el 21 de julio de 2013 y su hijo mayor, Felipe, fue coronado.

Un mes después de la abdicación, cuando Alberto perdió la inmunidad procesal, Delphine Boël presentó la demanda de reconocimiento de paternidad en su contra. Se trató de un proceso largo en el que el exrey estuvo muy renuente a cooperar.

En medio de este largo proceso, en octubre de 2018 el tribunal ordenó al antiguo rey a entregar una muestra de ADN y le otorgó un plazo de tres meses, pero Alberto no presentó la prueba solicitada y en su lugar tramitó una moción ante la Corte de Casación exponiendo que la solicitud de la prueba era prematura. Sin embargo, en mayo de 2019, el tribunal volvió a ordenar la entrega de la prueba a lo que Alberto II no pudo objetar más. Finalmente, en enero de este año se dieron a conocer los resultados de la prueba y el antiguo rey de los belgas no puedo seguir objetando la paternidad.

“Su majestad el rey Alberto II ha tomado nota de los resultados de la prueba de ADN que presentó a petición de la Corte de Apelaciones de Bruselas. La conclusión científica indica que él es el padre biológico de la señora Delphine Boël”, declaró en comunicado el abogado del rey, quien añadió que su representado ha optado por aceptar estos resultados y “poner fin a un doloroso proceso” con “dignidad y honor” y no recurrirlos nuevamente ante los tribunales.

Delphine Boël, de 52 años, ha regresado a los tribunales en Bruselas, esta vez para pedir que, como hija biológica del rey, le concedan los mismos privilegios y derechos que a sus hermanos Felipe, actual rey de Bélgica, Laurent y Astrid.

“La postura de Delphine no es si quiere o no quiere ser princesa”, declaró a los medios el abogado Marc Uyttendaele, representante de Boël. “Ella no quiere ser una hija de segunda, ella quiere tener exactamente los mismos privilegios, títulos y capacidades que sus hermanos y hermana.”

De concedérsele esta petición, sus hijos entrarían en la línea sucesoria al trono de Bélgica. Sin embargo, el abogado de Alberto II declaró que los títulos solo pueden ser concedidos por decreto y no por órdenes judiciales.

Cuando la noticia del reconocimiento de paternidad se dio a conocer, Mark van den Wijngaert, profesor de derecho de la Vrije Universiteit Brussel y experto en la familia real, dijo que ella podría tener acceso a un porcentaje de los bienes del monarca, pero que no tenía cabida en la línea de sucesión.

“Normalmente, ella sería beneficiaria de su herencia, pero la victoria que ella buscaba era, sobre todo, una moral”, dijo el experto, añadiendo el hecho de que Alberto II puede desheredarla “si así él lo desea”.

Ya veremos qué nuevo resultado trae este proceso que plantea importantes cuestiones constitucionales en Bélgica.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen sudinfo.be