Portadas de novelas de Dan Brown

 

El nombre de Dan Brown, el exitoso novelista estadunidense autor de El Código da Vinci, suena nuevamente en los medios por el lanzamiento de un libro y un disco de música clásica para niños y por la demanda y su contestación que este año han seguido a su divorcio.

Dan Brown contrajo matrimonio con Blythe Brown en 1997. Fue ella, como lo ha reconocido él, quien le ayudó en muchas de sus investigaciones e incluso le sugirió temas para sus novelas. Sin embargo, parece ser que en el caso de este matrimonio cuando el dinero entró por la puerta, el amor salió por la ventana y empezaron a llevar vidas distanciadas, según lo declaró Dan Brown en la contestación a la demanda que presentó a finales de julio.

El matrimonio terminó en diciembre de 2019 y, según ha declarado el novelista, ella se llevó en el acuerdo de divorcio poco más de la mitad de sus bienes. Antes de la separación, los ingresos anuales del novelista eran de 27 millones de dólares y su patrimonio estaba estimado en 200 millones de dólares.

Pese a que pudiera pensarse que 100 millones de dólares en el acuerdo de divorcio ponían fin a los enfrentamientos entre la pareja, no fue así y Blythe Brown presentó este año una demanda en un tribunal de Nuevo Hampshire en la que acusa a Brown de haberle mentido, de haberle sido infiel durante años con una entrenadora neerlandesa de caballos, de haber desviado dinero, de haber gastado miles de dólares en equipo y caballos para su amante (uno de ellos un campeón con valor de más de 350,000 dólares) y de haberle ocultado lucrativos proyectos durante el proceso de divorcio incluyendo una serie de televisión y el disco que está por salir a la venta, Wild Symphony, con música clásica compuesta por Brown que antes de ser escritor era músico, y que está dirigido a niños de 3 a 7 años. Sobre esta demanda Blythe Brown declaró que no se trata de obtener más dinero, “es sobre la traición y mentiras de Dan.”

El 30 de julio, la respuesta a esta demanda fue presentada por los abogados del novelista y en ella él declara que las acusaciones son mentira, que el matrimonio era solo de nombre desde 2014 cuando Blythe así lo decidió, que ella conocía del proyecto de Wild Symphony  y que si alguien se dedicó a desviar recursos del patrimonio fue ella, habiendo gastado hasta 10 millones de dólares “en caballos, proyectos equinos y compañeros de caballos”, sin conocimiento ni consentimiento de él.

Dan Brown no niega tener una relación romántica con la entrenadora de caballos, a quien conoció por mediación de Blythe, pero acusa a su exesposa de haberlo amenazado de “avergonzarlo públicamente” y de “destruir su legado” en un correo electrónico que le envió en el que le asegura que puede destruir su imagen positiva de tal forma que puede interferir con la venta del libro y disco infantil.

En declaraciones del pasado fin de semana, Dan Brown dijo: “En realidad nuestro matrimonio había acabado hace mucho años. Simplemente fuimos por caminos separados. Fuimos geniales durante mucho tiempo juntos, pero simplemente evolucionamos por separado, lo que la gente hace. Solo lamento que no pudiéramos separarnos con amor y que eso se convirtiera en esto."

Estas acusaciones y contraacusaciones siguen en proceso de tal forma que de momento se trata de “ella dice, él dice” y hasta que el juez dicte sentencia se conocerá la verdad legal de lo que realmente sucedió al final del matrimonio.

Más información nytimes.com /theaustralian.com.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen amazon.com

Pin It