Azulejo Imagine y rosa amarilla

 

Ha trascendido que se celebró la décimo primera audiencia de solicitud de libertad bajo palabra de Mark David Chapman, el homicida de John Lennon, y nuevamente le fue negada la libertad.

Mark Chapman asesinó a John Lennon afuera de su edificio en Nueva York el 8 de diciembre de 1980. Por su delito fue condenado a cadena perpetua, con opción de salir bajo palabra una vez cumplidos 20 años en prisión, los que se cumplieron en el año 2000. Desde entonces, cada año ha estado solicitando que lo dejen salir en libertad, pero cada vez se le ha negado el beneficio.

Una de las grandes opositoras que Chapman tiene para obtener su libertad es Yoko Ono, viuda de John Lennon y que estaba con él cuando Chapman le disparó cuatro veces por la espalda. Se desconoce el contenido de la carta que Yoko Ono envió a la junta de libertad bajo palabra de la prisión estatal de Wende, cerca de Búfalo, en el estado de Nueva York, a la que fue trasladado en 2012, aunque Jonas Herbsman, su abogado, declaró que “es consistente con las cartas anteriores.”

En 2010, Yoko Ono expuso al panel de libertad bajo palabra que si Chapman salía libre ni ella ni los dos hijos de Lennon se sentirían seguros. Dijo, además, que por la misma seguridad de Chapman era mejor que permaneciera recluido puesto que se trata de una persona muy conocida y que levanta muchas pasiones por haber asesinado a Lennon.

De momento no se han dado a conocer las razones de la junta de libertad bajo palabra para haber negado la salida a Mark David Chapman, quien durante todos estos años de reclusión dice haber cambiado.

En 2018 se publicaron transcripciones de la 10ª audiencia. “Hace treinta años no podía decir que sentía vergüenza y ahora conozco lo que es la vergüenza. Es cuando te cubres la cara, no quieres, saber, pedir nada,” dijo Chapman, quien está casado con Gloria Hiroko Chapman. La pareja contrajo matrimonio 18 meses antes del homicidio de Lennon.

Mark Chapman declaró que mató a Lennon buscando fama y notoriedad: “Sentí que matando a John Lennon sería alguien y, en su lugar, me convertí en un homicida y los homicidas no son alguien”, dijo en 2010 durante la audiencia. Añadió que eligió a Lennon porque “él parecía más accesible para mi” debido a que el edificio en donde estaba su departamento no estaba tan “encerrado” como el de otras celebridades. “Si no era Lennon, hubiera sido alguien más.”

Durante la audiencia de 2018 se refirió a un “tira y afloja” interno sobre si llevar a cabo el homicidio el que ocurrió horas después de que se había encontrado con John Lennon y le había autografiado un disco. “Estaba muy adentro”, dijo. “Recuerdo haber tenido el pensamiento ‘Oye, ahora tienes el disco. Mira esto, él lo firmó, solo vete a casa.’ Pero no había manera de que solo me fuera a casa.”

El haber pensado y fantaseado con el homicidio, le impidió tomar la decisión correcta y eso lo tiene en prisión desde que fue detenido por la policía el 8 de diciembre de 1980. Lo interesante es que muchos recordamos el homicidio de John Lennon, pero no el nombre de su homicida.

Más información theguardian.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net

Imagen de Ogutier en Pixabay