Crucero navegando

 

Durante la primera semana de agosto, el hijo de un pasajero fallecido durante un crucero de la línea Princess Cruise Lines Ltd., retiró su demanda en contra de la naviera a la que acusaba de homicidio culposo. Esta es una de las múltiples demandas que se están presentando en contra de empresas navieras por el contagio y muertes de pasajeros por COVID-19 y que estas empresas están contestando exitosamente.

En el caso en cuestión, la demanda fue presentada el 4 de mayo en un tribunal federal en California por Christopher Weidner quien se presentó como “el representante personal del fallecido” Carl Weidner, de 71 años. En la demanda, presentada en contra de Princess y de su empresa matriz Carnival Corp., Christopher Weidner acusaba a las empresas de no haber manejado adecuadamente la crisis epidemiológica, pese a que tenían conocimiento desde el 19 de febrero de pasajeros con síntomas de COVID-19.

Weidner estableció que el barco en el que viajó su padre, Grand Princess, hizo un recorrido de San Francisco a algún puerto en México, regresando a su lugar de origen el 21 de febrero, cuando desembarcaron y embarcaron nuevos pasajeros para un viaje a Hawái. Según la demanda, mil tripulantes y unos 62 pasajeros, entre los que había por lo menos dos enfermos, permanecieron a bordo de la embarcación. Su padre, Carl Weidner, abordó rumbo a Hawái.

El 25 de febrero la empresa envío correos electrónicos a los pasajeros del primer viaje notificándoles que pudieron haber sido expuestos al nuevo virus, pero no notificaron de esta situación a todos los pasajeros en el nuevo viaje y fue hasta el 4 de marzo que empezaron una especie de cuarentena, pero solo cancelando grandes reuniones y manteniendo todos los demás eventos conforme con la agenda.

Cuando el barco regresó a San Francisco, no se le permitió atracar por la declaración del estado de emergencia en California y no fue sino hasta el 11 de marzo que Carl Weidner, junto con otros pasajeros, fue trasladado a la Base de la Fuerza Área Travis, fecha en la que empezó a tener síntomas. Carl Weidner fue trasladado a un hospital, pero falleció por la enfermedad el 26 de marzo.

Princess Cruise Lines no objetó todos estos hechos en la moción que presentó para que se desechara el caso. Su objeción fue respecto de la legitimidad procesal del demandante alegando que ser “el hijo biológico adulto sobreviviente” no es suficiente para presentar estas reclamaciones a nombre de la sucesión de Carl Weidner, conforme con la ley Death on the High Seas Act, DOHSA, que regula los fallecimientos en altamar.

“Los demandantes no han presentado hechos suficientes para establecer que Christopher Weidner ha sido nombrado representante de la sucesión de Carl Weidner”, argumentó la naviera en la moción. “DOHSA establece que solo ‘el representante personal de un fallecido puede presentar una acción civil en almirantazgo en contra de la persona o embarcación responsable.’”

A unas semanas de que se celebrara la audiencia para resolver esta moción, Christopher Weidner, representado por los abogados Mary E. Alexander, Brendan D.S. Way, del despacho Mary Alexander & Associates PC, y Elizabeth J. Cabraser y Jonathan D. Selbin, del despacho Lieff Cabraser Heimann & Bernstein LLP., presentó una notificación en que anunciaba que voluntariamente retiraba su demanda.

Sobre este particular, la abogada Mary Alexander explicó que no han desechado completamente la demanda. “Hay un gran reclamo viable que implica la muerte de un pasajero que contrajo COVID en el crucero Princess”, declaró por escrito la abogada. “La cuestión es quién es la parte apropiada para entablar la acción. La familia sigue adelante con el reclamo.”

Abogados especializados en reclamos en contra de empresas navieras han declarado que se trata de un área del derecho muy especializada, regulada por múltiples leyes lo que dificulta mucho los casos. “Hay diferentes estándares de evidencia, plazos de prescripción más cortos y más oportunidades de meterte en problemas”, declaró sobre este tema la abogada Deborah J. Gander, socia del despacho Colson Hicks Eidson de Coral Gables, Florida.

Más información law360.com /abajournal.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito y vinculando a miabogadoenlinea.net