Imagen de Fortnite

 

Después de que Apple y Google decidieran expulsar de su tienda de aplicaciones el juego de Fortnite, Epic Games ha decidido no quedarse de brazos cruzados y ha presentado una demanda en contra de cada compañía para que se les ordene dejar las prácticas monopólicas y anticompetitivas.

El conflicto inició el jueves 13 de agosto, cuando Epic Games, Inc presentó la función de pago directo a Epic, para iOS y Google Play, implementando el sistema de pagos que utilizan para procesar operaciones en PC, Mac y Android para Fortnite y la Epic Games Store.

En respuesta, primero Apple y después Google, retiraron la aplicación por violar sus directrices y le pidieron a Epic que eliminara la función de pago directo de Epic.

Apple dijo que Fortnite había sido eliminado porque Epic había lanzado la función de pago con la "intención expresa de violar las pautas de la App Store". Añadió que las directrices "crean igualdad de condiciones para todos los desarrolladores y hacen que la tienda sea segura para todos los usuarios".

El portavoz de Google, Dan Jackson, dijo que la empresa de tecnología "agradecería la oportunidad de continuar nuestras pláticas con Epic y traer Fortnite de vuelta a Google Play".

Epic afirma que su movimiento es en beneficio de sus usuarios ya que con los pagos directos les permite ahorrar y disfrutar de los descuentos que otros usuarios tienen, ya que tanto Apple como Google se quedan con el 30% que los usuarios pagan a Epic, por lo que no pueden disfrutar de descuentos.

Tal parece que Epic estaba preparado para la respuesta de los dos gigantes tecnológicos, porque de inmediato lanzo un video dentro del juego diseñado para burlarse del icónico comercial de Apple “1984” de Macintosh, en el que a su vez, la empresa fundada por Steve Jobs hacía referencia al monopolio de IBM en esa época. Contra Google no crearon ningún video.

Epic también está solicitando el apoyo de los jugadores de Fortnite afectados por la decisión de Apple para que publiquen tuits con el hashtag #FreeFortnite.

Además, presentaron demandas de medidas cautelares (complaint for injunctive relief) en contra de ambas empresas, acusándoles de prácticas monopólicas y anticompetitivas en los mercados de dispositivos móviles.

Las demandas de medidas buscan que un tribunal ordene a Apple y Google que cesen en el uso de éstas prácticas que afectan el mercado; el objetivo en ningún momento es económico.

En la demanda en contra de Apple, Epic Games dice: "Apple se ha convertido en lo que una vez criticó: el gigante que busca controlar los mercados, bloquear la competencia y reprimir la innovación.

“Apple es más grande, más poderosa, más arraigada y más perniciosa que los monopolistas de antaño”.

En la demanda se refiere que Apple hace uso de una serie de restricciones anticompetitivas y prácticas monopolísticas en los mercados para la distribución de aplicaciones de software a usuarios de dispositivos informáticos móviles como teléfonos inteligentes y tabletas, y el procesamiento de pagos de los consumidores por el contenido digital utilizado en las aplicaciones móviles de iOS.

Epic afirma que Apple “impone restricciones irrazonables e ilegales para monopolizar completamente ambos mercados y evitar que los desarrolladores de software lleguen a los más de mil millones de usuarios de sus dispositivos móviles (por ejemplo, iPhone y iPad) a menos que pasen por una única tienda controlada por Apple, la App Store, donde Apple cobra un ‘impuesto’ [comisión] opresivo del 30% sobre la venta de cada aplicación. Apple también requiere que los desarrolladores de software que deseen vender contenido digital en la aplicación a esos consumidores utilicen una única opción de procesamiento de pagos ofrecida por Apple, la compra en la aplicación, que también conlleva un ‘impuesto’ del 30%”.

Los creadores de Fortnite destacan que este fenómeno sólo se presenta en los equipos móviles, porque “los desarrolladores de software pueden poner sus productos a disposición de los usuarios de una computadora personal de Apple (por ejemplo, Mac o MacBook) en un mercado abierto, a través de una variedad de tiendas o incluso mediante descargas directas desde el sitio web de un desarrollador, con una variedad de opciones de pago y tarifas de procesamiento competitivas que promedian el 3%, un total diez veces más bajo que las exorbitantes tarifas del 30% que Apple aplica a sus compras en la aplicación de dispositivos móviles”.

En el caso de Google, la demanda también es en contra de sus prácticas anticompetitivas y monopólicas para el mercado de los móviles con sistema android, y el pago de la comisión del 30% a los desarrolladores. Pero además destaca que Google, Inc., se fundó bajo el lema "No seas malvado" y en “El Código de conducta de Google se explicaba que esta lema se refería a ‘cómo servimos a nuestros usuarios’ y "mucho más que eso... también se trata de hacer lo correcto en general.

“Veintidós años después, Google ha relegado su lema a casi una ocurrencia tardía y está usando su tamaño para hacer el mal a los competidores, innovadores, clientes y usuarios en una gran cantidad de mercados. Ha crecido hasta monopolizar”.

Epic también afirma que “Google mantiene ilegalmente monopolios en múltiples mercados relacionados, negando a los consumidores la libertad de disfrutar de sus dispositivos móviles, libertad que Google siempre prometió que tendrían los usuarios de Android… La conducta anticompetitiva de Google ha sido condenada por reguladores de todo el mundo”.

En ambas demandas Epic destaca que no busca una compensación monetaria o un trato lateral o un trato favorable para sí mismo, sino que se dicten medidas cautelares que alejen a Google y Apple de sus prácticas anticompetitivas y monopólicas, en beneficio de todos los usuarios y participantes de la industria.

En la demanda contra Google, Epic recuerda cómo hace dos décadas Microsoft se vio obligado a abrir el Windows para PC. “Hace dos décadas, a través de las acciones de tribunales y reguladores, Microsoft se vio obligado a abrir el ecosistema de Windows para PC. Como resultado, los usuarios de PC tienen múltiples opciones para descargar software en sus computadoras, ya sea directamente desde los sitios web de los desarrolladores o desde varias tiendas de la competencia. Ninguna entidad controla el ecosistema o impone un impuesto a todas las transacciones”.

De tener éxito éstas demandas, la decisión vendría a revolucionar el desarrollo, distribución y venta de aplicaciones, pero Epic no quiere ir sólo en la batalla y busca el apoyo de sus millones de usuarios para atraer la atención de los reguladores de Estados Unidos y, porqué no, de Europa, para exigir un cambio en las políticas de Apple y Google.

Fortnite sigue disponible en PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch, PC, Mac, GeForce Now, and the Epic Games app en Android.

Más información theverge.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net