Imprimir
Ashley Judd

 

Harvey Weinstein tendrá que enfrentar la demanda por acoso sexual de Ashley Judd a pesar de que la actriz nunca fue empleada por el magnate caído en desgracia por sus deplorables actos. El pasado miércoles, el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito decidió que el artículo 51.9 del Código Civil de California abarcaba su relación lo suficiente como para proporcionar a Judd la capacidad de demandarlo por acoso sexual.

Judd alega en su denuncia que se convirtió en la víctima de Weinstein cuando el magnate de la película le hizo proposiciones sexuales en una habitación de hotel hace unos 20 años. La actriz afirma que sólo logró escapar de la situación después de ceder ante un acuerdo en el que ella dejaría que Weinstein la tocara si ganaba un Premio de la Academia. Más tarde, Judd dice que estaba en serias pláticas para obtener un rol principal en El señor de los anillos de Peter Jackson, pero esa oportunidad se vino abajo después de que Weinstein o alguien en Miramax le dijera al director que era una "pesadilla" trabajar con ella.

Sin embargo, el juez de distrito concluyó que las relaciones centradas en el "empleo potencial" (prospective employment) no están cubiertas por la ley de acoso sexual de California. La actriz decidió apelar la decisión.

En la demanda se planteó al Tribunal de Apelación si el artículo 51.9 del Código Civil de California, antes del 1 de enero de 2019, cuando entró en vigencia la ley de acoso sexual, incluían el "sofá de casting" de Hollywood, lo que significa la solicitud de favores sexuales para papeles en películas y programas de televisión. El término originalmente se refería al mueble que existía en la oficina de casting, pero ahora hace referencia a este fenómeno de acoso y abuso sexual en la industria del entretenimiento.

En enero de 2019 se adicionó al artículo "director o productor" a los tipos de ocupaciones mencionados explícitamente en el estatuto contra el acoso sexual como cubiertos, por lo que los abogados de Weinstein alegaban que esa adición abordaba una deficiencia en la ley, por lo que antes de esa fecha no era aplicable al "empleo potencial", mientras que los representantes de Judd señalaban que la ley sí incluía este supuesto y la reforma solo aclaraba el alcance de la ley.

El Noveno Circuito determinó que el artículo 51.9 sí cubre situaciones como el “sillón de casting” donde hay un "desequilibrio de poder inherente".

"En resumen, concluimos que, como se alega, la sección 51.9 abarca claramente la relación de Judd y Weinstein, que era 'sustancialmente similar' a la 'relación comercial, de servicio o profesional' enumerada en el estatuto", escribe la juez del Noveno Circuito Mary Murguía. "Al igual que en las relaciones enumeradas, su relación consistió en un desequilibrio de poder inherente en el que Weinstein estaba en una posición única para ejercer coerción o influencia sobre Judd en virtud de su posición profesional e influencia como productor principal en Hollywood. No tenemos dificultades para concluir que la Corte Suprema de California llegaría a la misma conclusión, obviando la necesidad de certificar la pregunta. Por lo tanto, la corte de distrito erró cuando desestimó el reclamo de acoso sexual de Judd bajo la sección 51.9 ".

"Esta es una victoria importante no solo para la señora Judd sino para todas las víctimas de acoso sexual en las relaciones profesionales", dijo Ted Boutrous, representante de Judd. "El tribunal sostiene correctamente que la ley de California prohíbe el acoso sexual y las represalias por parte de los productores de películas y otros en posiciones poderosas, incluso fuera del contexto laboral, y esperamos continuar con este reclamo contra el señor Weinstein en el juicio".

La abogada de Weinstein, Phyllis Kupferstein, dijo: "Estamos contentos de que tanto la señora Judd como el señor Weinstein tengan su día en la corte, donde esperamos que la verdad salga a la luz. La investigación más mínima de los eventos mostrará que el señor Weinstein tampoco difamó a Judd, ni obstaculizó ni interferió con su carrera y, desde luego, nunca tomó represalias contra ella y, de hecho, no tenía nada de qué tomar represalias. En cambio, el señor Weinstein defendió su trabajo y aprobó su casting para dos de sus películas".

Ya veremos qué dicen los tribunales.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net