Lady A (antes Antebellum) y  Anita White

 

El grupo de música country conocido como Lady Antebellum y que acaba de cambiar su nombre a Lady A porque el anterior hacía referencia a la esclavitud, presentó una demanda en contra de Anita White, una cantante de soul que lleva más de 20 años presentándose como Lady A.

A partir de la muerte de George Floyd detenido por la policía de Minneapolis y la masiva movilización de personas unidas en el movimiento Black Lives Matter, que busca hacer notar la desigualdad y racismo que los afroamericanos experimentan diariamente en su país, y al que se han unido voces de otras etnias como hispanas e indígenas, muchas empresas empezaron a cambiar sus nombres comerciales para hacer notar el apoyo al movimiento (y, probablemente, seguir ganando dinero). Así, la harina para hot cakes Aunt Jemima cambió, no solo el nombre del producto, sino también el logo por tratarse de estereotipos.

En esta corriente de cambios se incluyó Lady Antebellum, una banda de música country conformada por Hillary Scott, Charles Kelley y Dave Haywood -conocidos por el hit Need You Now-, porque el nombre con el que se han venido presentado desde su creación en 2006 hace referencia directa a la era de las plantaciones en los estados del sur de Estados Unidos, que florecieron en el siglo XVIII gracias al trabajo de los esclavos. Así, se habla de la era Antebellum o el Sur Antebellum.

Para evitar estas referencias cambiaron su nombre a Lady A, una marca que en 2010 registraron sin oposición para servicios de entretenimiento y ropa, sin saber que desde hace 20 años una cantante negra de soul, Anita White, se presenta con ese nombre.

Tras la decisión tomada hace un mes de cambiar de nombre y encontrar la oposición de Anita White, las partes se sentaron a negociar. Sin haber llegado a ningún acuerdo sustantivo, el grupo conocido Lady Antebellum decidió presentar este miércoles una demanda ante un tribunal federal buscando que se establezca que el uso de la marca “Lady A” no interfiere con los derechos de uso de marca de Anita White por el mismo nombre.

En un comunicado de prensa en el que anuncian el inicio de este proceso legal, la banda de música country declara que nunca tuvieron la intención, ni la tienen ahora, de evitar que Anita White se siga presentando con ese nombre, pero que al haberles exigido 10 millones de dólares por la marca, “con renuencia hemos llegado a la conclusión de que necesitamos pedir a un tribunal que afirme nuestro derecho de continuar usando el nombre Lady A, una marca que hemos tenido durante varios años”. Cabe recordar, sin embargo, que conforme con la legislación estadunidense, las marcas registradas deben ser usadas o de lo contrario el registro caduca.

El trío explica que parte de las conversaciones incluían trabajar junto con Anita White “para hacer de este momento algo especial y hermoso”, pero que eso planes no han podido llegar a ver la luz.

“Estamos decepcionados de que no podremos trabajar con Anita para mayores propósitos. Seguimos comprometidos en educarnos a nosotros, a nuestros hijos y en hacer nuestra parte para combatir por la justicia racial que tan desesperadamente se necesita en nuestro país y alrededor del mundo. Solo hemos tomado pequeños pasos y priorizaremos la equidad racial como un pilar clave del trabajo de LadyAID, específicamente inclinada al apoyo y empoderamiento de los jóvenes. Esperamos que Anita y los asesores a los que ahora está escuchando cambien de opinión sobre su aproximación. Podemos hacer mucho más juntos que en esta diputa”, se lee en el comunicado.

La demanda presentada en Nashville en la Corte Federal del Distrito Central de Tennessee, no pretende resarcimiento de daños económicos, sino una declaración de judicial de que el mundo es ancho y que la banda y la cantante pueden desempeñarse como Lady A sin que posteriormente se generen reclamaciones legales de ninguna de las partes.

Ya veremos en qué acaba este asunto.

Más información people.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen rollingstone.com