Imprimir
Categoría: El Derecho y el Entretenimiento
Visto: 180
powered by social2s
Logo de YouTube

 

Maria Schneider, compositora y directora de una orquesta de jazz, ganadora de varios premios Grammy, ha presentado una demanda colectiva en contra de YouTube, alegando deficiencias masivas en sus medidas para proteger los derechos de autor.

En su demanda, la compositora señala que YouTube restringe el acceso a sus herramientas de eliminación, se beneficia de las violaciones a derechos de autor y no elimina a los infractores reincidentes.

Durante muchos años, YouTube, propiedad de Google, ha estado luchando con la gran cantidad de contenido que infringe los derechos de autor y que los usuarios publican en su plataforma.

Para ello elimina contenido cuando los titulares de derechos de autor presentan una queja de infracción legítima en virtud de la Digital Millennium Copyright Act (DMCA, Ley de Derechos de Dutor del Milenio Digital). También opera un sistema voluntario conocido como Content ID (sistema de identificación de contenido), que permite a los titulares de derechos más grandes resolver disputas bloqueando automáticamente el contenido ilegal o monetizándolo para generar ingresos.

Pero la demanda colectiva presentada el jueves de la semana pasada en un tribunal de California minimiza los esfuerzos de YouTube. Afirma que la plataforma para compartir videos falla a gran escala al proteger a los "creadores comunes" a quienes se les "niega cualquier oportunidad significativa de evitar que YouTube muestre públicamente obras que infringen sus derechos de autor, sin importar cuántas veces sus obras hayan sido pirateadas anteriormente en la plataforma."

La demanda ataca a YouTube desde todos los ángulos. Destaca que la plataforma fue diseñada desde su inicio para atraer a los usuarios con el atractivo de una "gran biblioteca" de contenido pirateado e incentivando la publicación de aún más material. YouTube después cosecha los beneficios a través de los ingresos publicitarios y la explotación de obras a expensas de los titulares de derechos de autor que nunca dieron permiso para que su trabajo se cargue.

La demanda critica también a YouTube por no solo evitar que artistas más pequeños accedan a Content ID, sino también denunciar al sistema en sí mismo, describiéndolo como un mecanismo utilizado por YouTube para evitar que los usuarios que en forma reiterada violan derechos de autor sean eliminados del sitio bajo los requisitos de infractor reincidente previstos en la DMCA.

La demanda destaca que esta política contraviene las propias disposiciones de YouTube que establece que los usuarios sean bloqueados en la red social si acumulan tres quejas en un período de 90 días. Asimismo, establece que las excepciones de la DMCA la red social misma las anula al establecer un límite en la cantidad de avisos de eliminación que procesará y restringiendo el acceso a "ciertas herramientas automatizadas" diseñadas para localizar contenido infractor en la plataforma.

Schneider enumera una serie de canciones que se han publicado en YouTube sin su permiso. Ella afirma haber solicitado ser incluida en el sistema de Content ID dos veces, pero fue rechazada, por lo que ahora debe “vigilar” el sitio para evitar infracciones en lugar de disfrutar del "bloqueo automático y preventivo" otorgado a los titulares de derechos más grandes a través de Content ID.

Schneider es acompañada en esta demanda por una compañía de las Islas Vírgenes Británicas llamada Pirate Monitor Ltd, que supuestamente obtuvo los derechos en enero de varias películas no estadounidenses publicadas por primera vez en Hungría, pero todas la obras han sido publicadas en YouTube, y a la compañía también se la he negado el acceso a Content ID.

La compañía dice que utiliza el sistema de eliminación de YouTube, pero la red social se toma varios días para eliminar el contenido, y los infractores vuelven a publicar posteriormente los títulos.

"En pocas palabras, los titulares de derechos de autor no deberían verse obligados a exigir repetidamente que la misma plataforma elimine los usos infractores del mismo trabajo protegido por derechos de autor, mientras que a otros titulares de derechos se les proporciona acceso a herramientas digitales estándar de marcas digitales y bloqueo", agrega la queja.

Al ser una acción colectiva, otros autores que estén viviendo el mismo problema pueden adherirse a la demanda, con el incremento en el potencial reclamo de daños para YouTube.

Más información torrentfreak.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s