Coleen Rooney y Rebekah Vardy

 

Como si saliera de un episodio de un programa de televisión, que podríamos titular algo como Football Wives, la situación que el año pasado enfrentó en el Reino Unido a Coleen Rooney y a Rebekah Vardy, esta semana llega a los tribunales en la forma de demanda por difamación.

Coleen Rooney es la esposa del delantero Wayne Rooney quien durante muchos años jugó en el Manchester United, mientras que Rebekah Vardy es la esposa de Jamie Vardy, quien juega en el Leicester Club que en 2016 sorprendió a todos al coronarse como campeón de la Liga Premier de fútbol.

El año pasado Coleen acusó a Rebekah de haber filtrado varias noticias a tabloides. Llegó a la conclusión diciendo que en sus redes sociales había bloqueado todas las cuentas menos una, la de Rebekah, de forma que cuando algo que comunicó por este medio se filtró a la prensa, su conclusión fue que la esposa de Jamie Vardy vendía la información a los tabloides.

Su descubrimiento lo compartió, por supuesto, en redes sociales, escribiendo, después de haber puesto a sus seguidores al tanto de la situación, lo siguiente: “Para tratar de probar esto [la filtración de información de Rebekah], se me ocurrió una idea. Bloqueé a todos de ver mis historia de Instagram, excepto una cuenta …

“Ahora, tengo por cierto de qué cuenta/individuo viene. He guardado capturas de pantalla de todas las historias originales que claramente muestran justo a una persona que las ha visto. Es … la cuenta de Rebekah Vardy”. Esta forma de dar a conocer su conclusión del misterio se popularizó entre los usuarios británicos de redes sociales que empezaron a usar la frase “it’s…” para dar a conocer alguna noticia.

La nota no dejó de ser comentada y hecha objeto de burla en el Reino Unido, donde todo el chisme fue bautizado como el affaire “Wagatha Christie”, wag, por las siglas que se usaron para referirse a las parejas de futbolistas famosos (wives and girlfriends) y el resto por la famosa escritora británica de novelas de misterio, Agatha Christie.

Pues bien, quienes creyeron que esto era noticia vieja y archivada, se equivocaron porque esta semana Rebekah Vardy presentó ante el tribunal Superior de Londres una demanda por difamación en contra de Coleen Rooney.

Rebekah Vardy, de 38 años, siempre ha negado haber filtrado a medios lo que leía en las redes sociales de las WAG, particularmente de Coleen, diciendo que otras personas tenían acceso a sus cuentas. Además, recientemente declaró en un programa de televisión, que por el estrés excesivo que sufrió por acoso en línea derivado de estas acusaciones tuvo que ser hospitalizada.

La presentación de la demanda pronto fue respondida ante los medios por abogados de Coleen Rooney quienes declararon lo siguiente: “Es decepcionante que la señora Vardy haya elegido presentar procedimientos judiciales.

“Coleen siente que el tiempo y dinero involucrado puede tener un mejor uso; su oferta de encontrarse cara a cara persiste.

“La decisión de la señora Vardy de presentar acciones judiciales significa, por lo menos, que la evidencia de Coleen puede hacerse de conocimiento público cuando el momento sea oportuno.”

Se trata de un caso que, como otros que se presentan sobre palabras de descrédito dichas, pinta para ser uno muy desagradable, pero mediático por estar involucradas celebridades de la sociedad británica. Sin embargo, analistas de la BBC opinan que el caso no se ventilará en el corto plazo y que es probable todavía que las partes alcancen un acuerdo.

Ya veremos si hay esa disposición para un acuerdo.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen bbc.com Getty Images