Derribo en Bristol de estatua de Colston

 

El 10 de junio la policía de Hertfordshire en el sur de Inglaterra, anunció que abrieron investigación respecto de unos tuits escritos por Madeline Odent, curadora del Royston and District Museum and Art Gallery, en los que discute sustancias que podrían usarse para dañar estatuas de bronce.

Los mensajes de la joven curadora de arte fueron hechos en el marco de las protestas que también en el Reino Unidos se han verificado en contra del racismo y después de que un grupo de manifestantes del movimiento Black Lives Matter, BLM, derribaran en Bristol la estatua de Edward Colston, quien se dedicó al comercio de esclavos

En su cuenta personal de Twitter, Madeleine Odent escribió: “Desde una perspectiva de conservación de arte, honestamente está bien arrojar pintura a las estatuas de racistas genocidas. La pintura es bastante fácil de limpiar. Lo que hubiera sido una absoluta vergüenza es si personas arrojaran ciertos artículos comunes del hogar que pueden causar un daño irreversible al broce.”

El mensaje continúa: “Es como si alguien fuera a arrojar, no sé [sustancia corrosiva] al busto de un racista genocida, probablemente nadie notaría la rección química hasta que fuera muy tarde para salvar el artefacto.”

Otro tuit mostraba una fotografía de la estatura de Winston Churchill en la Plaza del Parlamento de Londres, en cuyo pedestal escribieron con aerosol debajo de la palabra Churchill “era un racista”. Las palabras de la curadora fueron: “Mantente en sintonía par nuestra próxima edición cuando hablaremos de los monumentos de racistas de mármol.”

Una vocera de la policía de Hertfordshire declaró a un medio local: “Siguiendo los reportes respecto de comentarios hechos en una cuenta privada de Twitter sobre la forma en que se puede causar daño a las estatuas, hemos hablado con todas las partes involucradas.

Fuertes palabras de advertencia se han hecho respecto del contenido de los tuits y del uso de redes sociales y la información ya ha sido eliminada.”

De hecho, la cuenta de Madeleine Odent ya ha sido eliminada de Twitter.

Sobre el particular, el parlamentario representante de la zona, sir Oliver Heald, declaró que había recibido muchos mensajes de residentes que estaban impactados por estos mensajes. “Deploro el daño criminal a los monumentos y estatuas nacionales en lugares públicos. Es importante respetar el estado de derecho y hay un proceso democrático y legal para quitar las estatuas.”

Pero mientras el parlamentario opinaba, otros curadores y funcionarios importantes del mundo del arte en el Reino Unido manifestaron su apoyo a Odent. Así, Tony Butler, director ejecutivo de los Derby Museums escribió en Twitter que “ustedes [el Consejo de Hertfordshire] deberían estar orgulloso del trabajo de la curadora de su museo. Ella ha efectuado un trabajo magnífico para hacer de su museo uno inclusivo … claramente sus comentarios tenían la intención de ser una broma. Su disociación solo ayuda a los racistas y fanáticos”.

“Encima de que fueron escritos de forma divertida, la curadora en cuestión realiza un trabajo excelente. Ella ha trabajado duro para mejorar el compromiso del museo. La apoyamos completamente”, escribió Liam Wiseman, gerente de relaciones del Arts Council England, institución encargada de supervisar al organismo de financiación en el este de Inglaterra.

El tema del derribo de estatuas de personajes que representan el esclavismo, el racismo y conductas que hoy calificamos de deplorables es, sin duda, uno muy controvertido y, como todo, uno en donde hay todo tipo de opiniones.

Más información theartnewspaper.com / royston-crow.co.uk

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen theconversation.com