Ashley Judd

 

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito revisa la decisión de un juez de distrito que en la demanda interpuesta por Ashley Judd en contra de Harvey Weinstein concluyó que las relaciones centradas en el "empleo potencial" (prospective employment) no están cubiertas por la ley de acoso sexual de California.

Un empleado potencial en Estados Unidos es una persona que ha presentado una solicitud escrita u oral a un empleador para convertirse en empleado.

El viernes, la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de los Estados Unidos analizó detenidamente el artículo 51.9 del Código Civil de California, uno de las muchas disposiciones promulgadas en todo el país en los años setenta y ochenta cuando las mujeres realizaron un esfuerzo concertado para hablar sobre sus experiencias en el lugar de trabajo y activistas buscaron que se incluyera en la legislación el derecho de las mujeres a trabajar libres de avances sexuales no deseados.

Esos esfuerzos sentaron las bases para la regulación del acoso sexual, pero no fue sino hasta que se produjo el movimiento #MeToo, varias décadas después, que los legisladores de California agregaron tres palabras al Código Civil 51.9: "Director o productor".

Así, hace casi dos años, el juez federal concluyó que el artículo 51.9 no se aplicaba a ninguna relación centrada en el empleo potencial. El fallo fue un revés para la actriz Ashley Judd en su demanda contra Harvey Weinstein. Ahora, se plantea al Noveno Circuito que defina si antes del 1 de enero de 2019, cuando entró en vigencia la ley enmendada de California, las formas punibles de acoso sexual no incluían el "sofá de casting" de Hollywood, lo que significa la solicitud de favores sexuales para papeles en películas y programas de televisión.

La Corte escuchó a las partes y SAG-AFTRA (Screen Actors Guild - American Federation of Television and Radio Artists, Sindicato de Actores de Cine y la Federación Americana de Artistas de Radio y Televisión), que en un informe indicó cómo en la industria del entretenimiento, "las relaciones con uno o más de los intermediarios a menudo son fundamentales para que un actor acceda a las oportunidades para competir por los papeles más codiciados".

En su demanda, Judd alega que cuando era recién llegada a Hollywood en 1996, Weinstein la convocó para hablar sobre el trabajo cinematográfico. A un hotel de Beverly Hills Judd llegó para encontrar a Weinstein en bata de baño. Supuestamente éste le hizo proposiciones sexuales  a las cuáles Judd se negó. Tiempo después Weinstein tomó represalias diciéndole al director de Lord of the Rings , Peter Jackson, que era "una pesadilla trabajar con ella" y que debería ser "evitada a toda costa" y la actriz no fue elegida para participar en la trilogía. Judd dijo que recientemente se enteró de la conversación de Weinstein con Jackson.

Lo que hace que este caso sea complicado es que Judd no era empleada de Weinstein. Uno podría caracterizar a Judd como una solicitante de empleo, pero incluso ese descripción no podría encajar exactamente. Y aquí está el problema: el  Código Civil 51.9  solo se aplica al acoso cuando hay una "relación comercial, de servicio o profesional" y proporciona una lista de ocupaciones que se ajustan.

Hasta el año pasado, la lista no incluía al productor. Al menos no explícitamente. Si la legislación de California simplemente estaba "aclarando" el alcance de la ley con su enmienda #MeToo para "director o productor" es una consideración para el tribunal de apelaciones.

Los jueces del Noveno Circuito parece que se inclinan por encontrar una manera de revivir el reclamo de acoso sexual de Judd.

El juez Morgan Christen, por ejemplo, declaró que su lectura del § 51.9 era que el estatuto iba más allá de los compañeros de trabajo y que la "característica común" en los ejemplos enumerados era la "habilidad coaccionar en el contexto profesional”.

"Realmente no conozco esta industria, pero según los documentos, las relaciones personales son extremadamente importantes", dijo el juez Sidney Stein (un juez federal de Nueva York que se encuentra por designación). "No creo que haya ninguna duda de que él (Weinstein) era un jugador importante en la industria en ese momento. Y creo que sería razonable para ella pensar y, por lo tanto, estar al tanto de que este hombre ejerció una influencia considerable sobre su carrera".

La decisión definitiva vendrá en los próximos meses.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net