Kesha

 

Kesha Rose Sebert, conocida en el medio artístico como Ke$ha, sufrió otra derrota en su lucha legal contra Lukasz "Dr. Luke" Sebastian Gottwald, su productor, después de que una juez de la Corte Suprema del Estado de Nueva York rechazó sus alegatos.

En 2014, Kesha demandó al Dr. Luke por agresión sexual. El respondio demandándola por difamación e incumplimiento de contrato. Los reclamos de Kesha fueron rechazados en su gran mayoría, pero los de Dr. Luke no y ahora, gracias a un juicio sumario, ha obtenido muchas ventajas.

Dr. Luke argumentó en su demanda de difamación que Kesha había dañado su reputación con falsas acusaciones de violación y que la demanda en su contra era una simulación para que ella fuera liberada de sus obligaciones contractuales. En el proceso se hizo público un documento del equipo de relaciones públicas de Kesha detallando un plan para "incitar un diluvio de atención negativa de los medios y presión pública sobre la base de los horrendos abusos personales presentados en la demanda".

La juez Jennifer Schecter, por lo pronto, concluyó que "Gottwald ciertamente no es una 'figura pública general'. Aunque puede ser bien conocido en los círculos de la industria de la música, nunca ha sido un nombre familiar ni ha alcanzado fama y notoriedad generalizada en la comunidad. Tampoco es una figura pública de propósito limitado".

Esto es un gran beneficio para Dr. Luke, porque de habérsele considerado figura pública tendría que haber demostrado “malicia real” (intención) por parte de Kesha, lo que significa conocimiento de falsedad o desprecio imprudente por la verdad, ahora sólo debe demostrar que hubo negligencia por parte de la cantante.

La juez rechaza argumentos de Kesha como que las declaraciones difamatorias no se señalan con suficiente especificidad, que el Dr. Luke es a prueba de difamación, que las declaraciones constituyen opiniones y que los reclamos por difamación prescriben, se pierden por el paso del tiempo.

Sin embargo, casi todas las declaraciones se someterán a un jurado para decidir si son difamatorias. "Normalmente, las declaraciones hechas durante o en conexión a descubrimientos o declaraciones de buena fe previas a un juicio son reservadas y no pueden dar lugar a responsabilidad por difamación", señala Schecter. "Aquí, sin embargo, hay cuestiones de hecho muy controvertidas que van al meollo del caso sobre si la denuncia de Kesha en California fue presentada de buena fe, como afirma Kesha, o si era una 'farsa' destinada a difamar y presionar a los demandantes, como los demandantes afirman ".

En cuanto a la  presunta violación la juez señala que "Kesha y Gottwald recuerdan de forma muy diferente lo que sucedió la noche en cuestión. Este tribunal no puede decidir, como una cuestión de derecho basada en los documentos y sin ninguna evaluación de credibilidad, a quién se debe creer y si Kesha comenzó la acción en California de buena fe, que no lo habría hecho si hubiera sido liberada de sus contratos, o que fue presentada como una farsa para difamar a Gottwald y obtener un beneficio comercial".

También la juez hace referencia al mensaje que Kesha le envió a Lady Gaga, en el que afirma que Dr. Luke también había violado a Katy Perry.

El Dr. Luke "presentó evidencia de que él no violó a Katy Perry", dice la sentencia."Perry testificó inequívocamente que Gottwald no lo hizo. En respuesta, Kesha no ha planteado en contra argumento confiable. No hay evidencia alguna de que Gottwald haya violado a Katy Perry o que no debe creerse a Katy Perry, cuyo testimonio jurado no ha sido refutado. Kesha no puede vencer en el juicio sumario con mera especulación ".

La decisión también hace referencia al incumplimiento de contrato. Aunque Kesha ha realizado un pago tardío de 1.3 millones de dólares en regalías a la compañía del Dr. Luke, se considera que debe intereses. Además, el juez ha rechazado la afirmación de Kesha de que el contrato era desmesurado y que ella fue inducida de manera fraudulenta en virtud de la promesa del Dr. Luke de renegociar. Finalmente Schecter refuta la afirmación de Kesha de que los contratos se terminaron cuando la compañía del Dr. Luke la demandó y eligió los daños como un remedio en lugar de un desempeño futuro específico.

El futuro legal de Kesha no se ve nada alentador, salvo que pueda convencer a un jurado.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net