Twiggy, la ardilla que esquía

 

Desde el miércoles de la semana pasada y durante todo el fin de semana se presentó en Vancouver, Canadá, el espectáculo de Twiggy, la ardilla que esquía en agua, en un evento que atrajo a muchos espectadores, pero que fue señalado como ilegal.

Twiggy es una ardilla de las Carolinas (Sciurus carolinensis), un mamífero del orden de los roedores (Rodentia) cuyas presentaciones son ejecutadas y administradas por Twiggy Inc., y que lleva presentándose en diferentes escenarios desde 1979 (lo que significa que ha habido varias Twiggy a lo largo de los años). Según sus administradores, su finalidad es “educar a nuestros invitados sobre la seguridad en el agua”. Esto porque Twiggy, siendo una ardilla, esquía en el agua usando un chaleco salvavidas.

En Vancouver, sin embargo, existe el reglamento no. 5156 promulgado por el consejo de la ciudad el 11 de abril de 1978, que prohíbe a cualquier negocio usar roedores y otros animales exóticos como osos hormigueros y otros insectívoros en “una competencia, exhibición, presentación, evento u otra situación”.

Respecto de los roedores, el reglamento exceptúa algunos de ellos como hámsteres domésticos, cuyos, chinchillas, ratas, ratones, degús y jerbos, pero no a las ardillas de las Carolinas, también conocidas como ardillas gris oriental. Esto significa que todas las presentaciones de Twiggy en Vancouver han sido ilegales.

Las presentaciones de la pasada semana fueron en el Vancouver International Boat Show, que es propiedad de Boating BC Association y producido por Canadian Boat Shows Inc. Esta dos corporaciones, junto con Twiggy Inc., podrían ser sancionadas con multas de entre 500 y 10,000 dólares canadienses, más lo que la autoridad determine por la continuación de la infracción que se actualizó con cada presentación de la ardilla.

Según reportes del viernes, las autoridades de la ciudad de Vancouver abrieron una investigación sobre esta infracción, aunque una vocera de Twiggy declaró que las presentaciones habían cumplido con todas las disposiciones y que tenían todas las licencias de funcionamiento, incluida la revisión sanitaria realizada por veterinarios.

“La presentación ha sido muy bien recibida por los niños para quienes está diseñada para educarlos sobre la seguridad en el agua y el uso del chaleco salvavidas, así como a sus padres, y no hemos recibido otra cosa más que retroalimentación positiva”, declaró la vocera de Twiggy, Laura Ballance, quien hizo hincapié en el aspecto educativo de la presentación quizá para restar importancia a que están fuera del reglamento.

Vancouver no es la única ciudad de Canadá que tiene problemas con la presentación de Twiggy. En Toronto, Ontario, su espectáculo no es bien recibido porque el reglamento de esa ciudad prohíbe el tener ardillas grises en cautiverio, así que Twiggy en una jaula, por muy grande y cómoda que sea, no puede llegar a esa ciudad.

Ya veremos qué concluyen las autoridades de Vancouver y si se deciden a hacer cumplir las leyes vigentes e imponer las multas. Esperemos que la tendencia de las autoridades de solo hacer cumplir las leyes cuando les conviene no sea una tendencia mundial en la actualidad.

Más información vancouversun.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen vancouversun.com