MeToo

 

En un esfuerzo por librarse de la condena a prisión por tres cargos de agresión indecente agravada, el actor Bill Cosby ha presentado un apelación en la Corte Suprema de Pensilvania alegando que se le negó su derecho a la presunción de inocencia y al debido proceso en la ola de la “histeria del #MeToo”.

Considerando casos por incidentes ocurridos en enero de 2004, el 26 de abril de 2018 Cosby fue declarado culpable  de tres cargos de agresión indecente agravada contra una mujer de Toronto, después de un juicio con jurado, pero el comediante quiere que el tribunal superior del estado analice si sus derechos fueron violados al permitir el testimonio de cinco mujeres cuyas acusaciones de conducta sexual inapropiada se remontan a décadas atrás.

Asimismo, considera que sus derechos también fueron violados al incluir el testimonio que él brindo en un proceso civil que sólo dio porque estaba seguro de que no sería procesado, al negársele una audiencia para examinar a testigos ante un jurado que califica de presuntamente perjudicial y al condenarlo en virtud de la Ley de registro de delincuentes sexuales de 2018.

En referencia a #MeToo señala que: "Existen casos en los que los resultados fueron profundamente influenciados por el pánico público, alimentado por la naturaleza de las acusaciones presentadas, los medios de comunicación y otros grupos de interés especial", se indica en el escrito de apelación.

Según Cosby, esto pone al sistema de justicia penal en un "precipicio peligroso" que requiere equilibrar los intereses de reaccionar a los delitos graves de manera significativa con el mantenimiento de la presunción de inocencia y el debido proceso. "El caso ha llevado al sistema de justicia penal de esta Comunidad y los principios fundamentales sobre los que descansa, a ese precipicio".

Según la defensa, “la principal preocupación del tribunal de primera instancia debería haber sido garantizar un procedimiento justo sobre el delito por el que el señor Cosby estaba siendo juzgado, y no proporcionar una plataforma a todos y cada uno de los acusadores que querían tener su día en el tribunal”.

El comediante argumenta que el panel de apelaciones que rechazó su intento de revocar su condena ignoró la importancia de las diferencias en el testimonio entre los cinco testigos anteriores y Andrea Constand. Cosby argumenta que su testimonio solo sirvió para sugerir que debido a que había otras mujeres que alegaban contacto no consensuado, se concluyera que el contacto con Constand también debía haber sido no consensuado, despojándolo de su presunción de inocencia.

Cosby también afirma que perdió su derecho de la Quinta Enmienda a no autoincriminarse al testificar en la demanda civil de Constand porque la oficina del entonces Fiscal de Distrito del Condado de Montgomery, Bruce Castor, había dicho que el comediante no sería procesado. Si esa garantía es un acuerdo vinculante de no enjuiciamiento o simplemente una promesa es irrelevante, argumenta Cosby, porque "el público debe poder confiar en las promesas de su gobierno, particularmente cuando están en juego los derechos constitucionales".

El portavoz de Cosby, Andrew Wyatt, emitió el jueves una declaración sobre la solicitud de revisión: "Hoy, el equipo legal del señor Cosby presentó una petición en la Corte Suprema de Pensilvania para que el tribunal superior revise su caso y considere las preguntas importantes y vitales sobre el impacto de la histeria de  #MeToo en los principios básicos de nuestro sistema de justicia penal. Los tribunales inferiores despojaron al señor Cosby de sus garantías constitucionales más sagradas del debido proceso y la presunción de inocencia cuando permitieron que el jurado escuchara, y basaran su veredicto, en acusaciones no comprobadas con décadas de antigüedad, de múltiples mujeres".

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net