Imagen promocional de la pelea Mayweather Jr. vs Pacquiao

 

Después de cuatro años y medio, la demanda en contra de los boxeadores Floyd Mayweather Jr. y Manny Pacquiao ha concluido, con una decisión en contra de los fanáticos que la promovieron los cuales alegaban un daño porque no sabían que Pacquiao estaba lastimado de un hombro.

En mayo de 2015 Mayweather Jr. y Pacquiao, se enfrentaron en un combate anunciado como la Pelea del Siglo, o la Batalla por la Grandeza, en el MGM Grand Garden Arena en Las Vegas, Nevada. Aunque la pelea fue considerada como uno de los eventos deportivos más esperados de la historia, tanto los críticos como el público lo consideraron una decepción en su transmisión.

Uno de los aspectos que se criticaron de la pelea fue la estrategia defensiva de Mayweather en el ring y la dificultad de Pacquiao para golpear a Mayweather. Más tarde se revelaría que Pacquiao había sufrido una lesión en su hombro derecho durante el entrenamiento y que, si bien se había curado a tiempo para la pelea, volvió a lesionarse durante el cuarto round. También se reveló que antes de la pelea, Mayweather había recibido una terapia intravenosa aprobada por la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos a través de una "exención de uso terapéutico" retroactiva, sin embargo, no autorizada por la Comisión Atlética del Estado de Nevada .

Fanáticos, bares y otras personas o empresas interesadas en las peleas demandaron a los boxeadores, sus compañías, al promotor Top Rank y HBO, alegando que no habrían pagado por ver la pelea si hubieran sabido que Pacquiao estaba lastimado.

En 2017 el juez federal de distrito R. Gary Klausner desestimó los alegatos, estableciendo que los fanáticos no tenían el derecho legalmente protegido de ver "una pelea emocionante" y un panel de apelación del Noveno Circuito confirmó la semana pasada esa decisión.

El panel señaló que "los espectadores decepcionados por un evento deportivo" no sufrieron una lesión legalmente reconocible y que "esencialmente obtuvieron lo que pagaron: una pelea reglamentaria de larga duración entre dos leyendas del boxeo".

Una de los jueces del panel, Jacqueline H. Nguyen, destacó que cualquier evento deportivo puede terminar en un fracaso total, escribe: "Y la 'Pelea del siglo' entre los boxeadores campeones del mundo Emmanuel 'Manny' Pacquiao y Floyd Mayweather, Jr. resultó ser de flojera, lo que provocó esta demanda".

Nguyen señala que esta es la primera vez que el Noveno Circuito considera los derechos de un espectador decepcionado. Después de consultar la jurisprudencia de otros circuitos, en última instancia, el panel se puso del lado de los boxeadores.

"Cualesquiera que fueran las expectativas subjetivas que tenían los Demandantes antes del encuentro, no negaron la posibilidad muy real de que, por una razón u otra, no estuviera a la altura de esas expectativas", escribe la juez.

"La naturaleza de los deportes competitivos es tal que los atletas comúnmente compiten, y a veces ganan dramáticamente, a pesar de cierto grado de dolor físico y lesiones", dice Nguyen. "Llevado a su extremo lógico, la teoría de los Demandantes requeriría que todos los atletas profesionales revelen afirmativamente cualquier lesión, sin importar cuán leve sea, arriesgándose a una gran cantidad de demandas de fanáticos decepcionados si no lo hicieran".

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net