Imprimir
Categoría: El Derecho y el Entretenimiento
Visto: 120
powered by social2s
Luc Besson

 

Este lunes, ante un tribunal de Normandía, región al norte de Francia, inició el proceso de la demanda presentada por cazadores locales en contra del director de películas como El Quinto Elemento, Luc Besson, por evitar la cacería de venados en su propiedad.

Besson, de 60 años, compró una propiedad en la región de Orne en 1998 que es parte del bosque Saint-Evroult, una zona natural que promociona caminatas por la región y donde se ha implementado el plan de cacería que pretende controlar y equilibrar el número de animales para evitar daños a los granjeros de la región.

El director de Azul Profundo ha evitado que los cazadores pasen por su propiedad cuando se trata de matar venados por lo que lo han acusado de generar daños a los granjeros por un monto de 130,000 euros, cantidad estimada por el daño que los 300 venados que habitan en la propiedad de Besson ha causado en los cultivos de maíz de la zona.

“Él no caza. Es justo, vivimos en una democracia, eso está bien. Pero o acepta el plan (nacional) de cacería o paga el precio”, declaró a los medios Charles Lagier, abogado que representa los intereses de la federación de cazadores.

En 2016, las autoridades locales ordenaron medidas para sacar a los venados de la propiedad de Besson y poderlos cazar, motivando la decisión en los daños a los cultivos vecinos y al riesgo que implican los animales para los motorista que transitan por las carretas cercanas. Sin embargo, concluyó que los 300 venados existentes en la propiedad del cineasta francés no estaban en exceso.

Desde entonces, los granjeros locales dicen haber estado juntando evidencia para presentar esta demanda y pedir que Besson pague los daños causados por los animales. Sobre este particular, Jean-Marc Descoubes, abogado de Besson, señala que los cazadores no han logrado probar que los venados que han causado los daños son los que están en la propiedad de su representado.

Durante la audiencia de este lunes, Luc Besson no estuvo presente, aunque sí se presentó su esposa, la productora de cine Virginie Silla, y una de sus hijas.

Sobre esta disputa, Besson, quien está enfrentando varios señalamientos de acoso sexual y que tuvo dos relaciones matrimoniales con mujeres que eran menores de edad cuando las conoció, dijo: “En medio del debate sobre el medio ambiente y la diversidad qué afecta a todo el mundo, cazadores en la región de Oren me piden matar a los venados que pasan por mi casa. ¿Mis hijos deben mirar desde el balcón?”

Esta confrontación refleja, además, una que se está viviendo en Francia entre citadinos y habitantes de zonas rurales, con cada vez más personas que buscan la comodidad del campo, pero con las ventajes de las ciudades y sin respetar los usos y costumbres de las zonas rurales. Un ejemplo de esto fue el caso del gallo Maurice cuya propietaria fue llevada a juicio por unos vecinos, porque el gallo cantaba muy temprano y nos los deja dormir.

Más información thelocal.fr

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen pmcvariety.files.wordpress.com

powered by social2s