Imprimir
Categoría: El Derecho y el Entretenimiento
Visto: 146
powered by social2s
Gansos

 

Este miércoles 30 de octubre el Consejo de la Ciudad de Nueva York aprobó la prohibición en la ciudad de la venta de paté de hígado de ganso, mejor conocido como foie gras, porque su producción equivale a maltrato animal al forzar el alimento en el animal para procurar su engorda.

Se trata de una disposición que a partir de 2022 prohibirá que restaurantes y tiendas de delicatessen ofrezcan a comensales y clientes el tradicional platillo francés. Su incumplimiento acarrea multas de hasta 2,000 dólares. Se trata de sanciones que fueron ajustadas pues la iniciativa de la prohibición planteaba multas máximas de 1,000 dólares y hasta un año de prisión.

“Queremos ser una ciudad que es juzgada tanto por cómo tratamos a nuestros semejantes, pero también queremos ser juzgadas por cómo tratamos a los animales y la evolución de cómo cuidamos a los animales”, declaró el presidente del Consejo de la Ciudad Corey Johnson. Por esta razón también aprobaron la prohibición del trabajo de caballos que tiren de los tradicionales carruajes cuando las temperaturas excedan de 32 grados. La siguiente prohibición, se espera, sea el completo uso de los caballos.

Por las prácticas crueles de alimentación a los gansos mediante un tubo, el estado de California impuso una prohibición semejante en 2004, concediendo un periodo de gracia de siete años por lo que la ley inició vigencia en 2012.

Productores y restauranteros californianos presentaron recurso en contra de esta ley, como podría esperarse respecto de la prohibición de la ciudad de Nueva York, pero a principios de este año la Suprema Corte de los Estados Unidos se negó a revisar el caso, dejando subsistente una decisión de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de 2017 que concluye que la prohibición es legal porque se refiere a un modo de producción y no a un producto mismo, con lo que la ley que prohíbe la venta y distribución de foie gras en California volvió a tomar vigencia.

La producción de foie gras ha sido recurrida incluso ante tribunales franceses en donde por tratarse de un platillo tradicional no se calificó de cruel la práctica de un productor particular cuyos animales estaban hacinados y enfermos, lo que evitó que más productores fueran demandados por la práctica de alimentar a los gansos, conocida como gavage, como un acto de crueldad.

Mientras existan consumidores de foie gras que sigan cerrando los ojos a la forma cruel en que se produce, va a seguir habiendo producción de este platillo y más ciudades tendrán que seguir prohibiendo su producción, venta y distribución.

Más información newyork.cbslocal.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s