Imprimir
Categoría: El Derecho y el Entretenimiento
Visto: 133
powered by social2s
Imágenes de la película La lavanderia

 

Los abogados Jürgen Mossack y Ramón Fonseca, involucrados en el escándalo Panama Papers, han solicitado que se detenga el estreno este viernes de la películade Netflix La Lavandería protagonizada por Meryl Streep, ya que consideran que es difamatoria y que su estreno interferiría con un juicio federal en el que podrían ser acusados de lavado de dinero.

La demanda en que solicitan la orden de restricción, ha sido presentada en una corte federal de Connecticut por Jürgen Mossack y Ramón Fonseca en lo individual y por los despachos Mossack Fonseca & Co, S.A. y MF & Co.

La lavandería es una comedia de humor negro protagonizada, además de Streep, por Gary Oldman y Antonio Banderas, y dirigida por Steven Soderbergh, inspirada en el incidente de los Panama Papers. En la historia, el personaje interpretado por Meryl Streep investiga la muerte de su esposo en un recorrido en bote y va descubriendo una trama de negocios turbios relacionados con un esquema de evasión de impuestos extraterritorial, explotado por algunas de las personas más poderosas del mundo.

Los Panama Papers o Papeles de Panamá es la expresión dada en 2016 a una filtración de documentos confidenciales de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca, que ofrecía servicios  consistentes en fundar y establecer compañías inscritas en un paraíso fiscal de modo tal que cumpliesen con el objetivo de ocultar la identidad de los propietarios y los recursos. En los documentos aparecen los datos de empresas y personas físicas y las operaciones que realizaron para ocultar propiedades, activos, ganancias y evadir impuestos, e incluye a jefes de estado y de gobierno, líderes de la política mundial, personas políticamente expuestas y personalidades de las finanzas, negocios, deportes y arte. La información muestra la actividad de la firma desde 1977 al diciembre de 2015.

El despacho, aunque estaba obligado por ley a dar a conocer la identidad de las personas a las que ayudaba a evadir impuestos y ocultar sus bienes, en el 75% de los casos no sabían quiénes eran, para ellos sus clientes eran los abogados, banqueros y contables que servían de intermediarios, y no los usuarios finales.

Mossack y Fonseca afirman que la película los presenta como "villanos que se benefician de la muerte de 20 personas asesinadas en el recorrido en bote por la pequeña ciudad", y también se oponen a un comentario sobre la película de Streep que los vincula con "soborno, corrupción, lavado de dinero".

Los principales reclamos son difamación e infracción de marca registrada. El primero porque supuestamente estos abogados han sido identificados falsamente como delincuentes, y el segundo porque la película usa el logotipo registrado de firma, disminuyendo y diluyendo su valor.

Para superar argumentos con base en la Primera Enmienda en contra de la orden de restricción, Mossack y Fonseca presentan una teoría del daño irreparable vinculado a sus derechos de debido proceso como posibles acusados en un caso penal.

"Los objetivos de una Investigación Federal sobre JÜRGEN MOSSACK y RAMÓN FONSECA pueden ser un juicio a los Estados Unidos. Esto no es simplemente una especulación, personas que alguna vez trabajaron con MOSSACK y FONSECA ya han sido acusadas en el Distrito Sur de Nueva York" señala la demanda.

Y agregan: "En el caso de que sean acusados en los Estados Unidos, es claramente incontestable que tendrían derecho al debido proceso legal y a una amplia gama de derechos civiles que incluyen, entre otros, el derecho a un juicio por jurado. El mensaje falso que NETFLIX está difundiendo a audiencias en todo Estados Unidos y en todo el mundo, amenaza no solo con contaminar el 'Tribunal de la Opinión Pública', sino que también puede contaminar un grupo de jurados en un caso penal de facto. Cualquier abogado penalista ligeramente experimentado se da cuenta del efecto de la película sobre la objetividad de los miembros del jurado: las personas no puede evitar verse afectados por lo que ven… mucho antes de que estén expuestos a evidencia real".

Netflix, por su parte, ha presentado una moción para desestimar la demanda con el argumento de que los demandantes aún no han establecido porqué Connecticut tiene jurisdicción sobre esta controversia, especialmente porque sus abogados demandantes tienen su sede en Panamá y los involucrados en la película residen en California.

Asimismo, señalan que la película, si bien es entretenida y en gran medida cómica, pretende llamar la atención sobre el abuso de las corporaciones offshore y los refugios fiscales, y es una acusación contra el sistema legal que lo permite, pero que la moción pretende una censura previa del discurso, lo que es una afrenta a los principios establecidos de la Primera Enmienda.

En cuanto al uso del logotipo, los abogados de Netflix señalan que su uso está protegido por la jurisprudencia establecida de la Primera Enmienda, además de que, como los propios demandantes reconocen, “ya se ha ennegrecido” por la atención de la prensa internacional en el caso durante los últimos tres años y medio, “cuyo resultado fue la pérdida de todos sus clientes, los bancos se negaron a hacer negocios con ellos y el cierre de sus negocios. "

En cuanto al argumento de que el lanzamiento de la película conducirá a un daño irreparable, Netflix califica la posibilidad de un juicio penal como "especulación" y el jurado contaminado como algo "aún más remoto".

Ya veremos qué opina el juez

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de granma.cu

powered by social2s