Guitarra

 

El panel de apelación en los Estados Unidos tienen serias dudas de la necesidad de un nuevo juicio en la demanda por violaciones de derechos de autor presentada por la sucesión de Randy Wolfe, integrante del grupo Spirit, quienes alegan que en la pieza de Led Zeppelin, Stairway to Heaven, se plagió la canción Taurus de la autoría de Wolfe.

En junio de 2016 la sucesión de Wolfe perdió el primer juicio, que incluyó el testimonio del guitarrista de Led Zeppelin, Jimmy Page y el cantante Robert Plant, la familia apeló y un panel de jueces del Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de los Estados Unidos en San Francisco ordenó un nuevo juicio. Led Zeppelin apeló al pleno del Tribunal de Apelaciones.

Ahora, los abogados de la sucesión de Wolfe quieren convencer a los once jueces del Tribunal de Apelaciones que un nuevo juicio está justificado y que los miembros del jurado deberían poder escuchar las versiones grabadas de las canciones Stairway to Heaven (1971, Led Zeppelin) y Taurus (1968, Spirit).

El veredicto a favor de un nuevo juicio emitido por los tres jueces del panel por unanimidad señala que el jurado fue mal instruido, por lo que éste no considero que las combinaciones de elementos en Taurus podrían ser originales y protegidas.

Sin embargo, la mayor parte de la audiencia de esta semana la llevó la defensa del argumento del abogado de la sucesión, Francis Malofiy, de que el jurado debe conocer la composición protegida por derechos de autor Taurus tal como se interpretó, no simplemente como está escrita en papel, pero varios jueces se mostraron escépticos sobre el tema.

"Debes poder presentar tu grabación de sonido para ganar, ¿no?", Dijo el juez Andrew D. Hurwitz. “Pierdes el caso a menos que lo hagas. Cien veces de cada cien”.

La versión interpretada en el álbum de Taurus es mucho más similar a Stairway to Heaven que la partitura, la cual según el abogado, es una mala transcripción. Mientras que la ley de derechos de autor de 1909 aplicable a Taurus protege la partitura depositada en la Oficina de Derechos de Autor de los EE. UU., Malofiy dijo que existe un precedente legal que permite "buscar otra evidencia, la mejor evidencia ", y que la versión grabada de una canción puede ser considerada la mejor evidencia.

Algunos jueces consideraron que estaba tratando de usar una puerta trasera para que la grabación se considerara protegida por los derechos de autor y se reprodujera en el juicio. "Le hago una pregunta: ¿Qué trabajo, en su opinión, tiene derecho a la protección de los derechos de autor? Debería ser simple", dijo Hurwitz, quien a menudo acosaba a Malofiy durante la audiencia y exigía respuestas afirmativas o negativas cuando pensaba que el abogado estaba siendo evasivo

"No creo que la grabación de sonido tenga derechos de autor, creo que es la composición que al interpretarse es incorporada en la grabación de sonido", dijo Malofiy. Eso llevó a la juez M. Margaret McKeown a preguntar: "¿Quiere tomar la grabación de sonido y, esencialmente, realizar ingeniería inversa, para determinar cuál sería la partitura para la grabación de sonido?” Malofiy respondió: "Creo que podría verse de esa manera, sí".

El problema es el clásico riff introductorio de Stairway to Heaven, interpretado constantemente por los aficionados durante casi 50 años, que lleva a la letra de apertura. Malofiy le dijo a la corte que Page, quien escribió el riff, dijo que ni siquiera lee música, por lo que es ridículo simplemente considerar la partitura de Taurus. En el juicio se probó que Page tuvo acceso a la pieza musical, porque tiene cinco de los álbumes de Spirit en su colección de discos.

El abogado de Led Zeppelin, Peter Anderson, argumentó que Malofiy estaba tratando de plantear un problema completamente nuevo e irrelevante al hablar de la partitura y la grabación. "En ningún momento en el juicio previo el demandante alguna vez tomó la posición de que la partitura depositada estaba equivocada".

El gobierno de los Estados Unidos también intervino en el caso poniéndose del lado de Led Zeppelin, señalando que conforme a la legislación aplicable, solo la partitura importa.

La decisión en el caso de Led Zeppelin contrasta con otros casos recientes de alto perfil como Blurred Lines de Robin Thicke y Dark Horse de Katy Perry, en donde no sólo se tomó en cuenta la partitura, sino otros elementos.

El Tribunal de Apelaciones deberá tomar una decisión final sobre si habrá un nuevo juicio y en qué términos.

Más información Hollywood Reporter

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net