Logo de WhatsApp

 

En Italia está en marcha una investigación en contra de personas que publican copias no autorizadas de publicaciones de noticias, como periódicos y revistas, en WhatsApp y Telegram, y las autoridades amenazan extenderla a los consumidores de este material.

La investigación es poco convencional ya que en lugar de atacar sitios web donde se distribuyan estas publicaciones, se dirige a grupos de chat.

Según los informes, las autoridades tienen en su radar a tres personas clave sospechosas de proporcionar copias digitales de diarios a grupos de WhatsApp y Telegram con miles de suscriptores.

La Policía de Correos y Comunicaciones de Italia recientemente proporcionó al fiscal de Cagliari un informe con los detalles de los tres hombres. Según La Repubblica, incluyen a un hombre de Cerdeña nacido en 1974 y otro de Milán nacido en 1964.

Los periódicos que supuestamente se distribuyeron en los grupos de chat estaban disponibles al público a través de suscripciones mensuales que cuestan unos pocos euros. Sin embargo, uno de los sospechosos, un técnico informático desempleado de Turín, de alguna manera logró descifrar o robar las contraseñas utilizadas para acceder a los periódicos.

Después del descubrimiento de este acceso y distribución ilegales, los editores del periódico L'Unione Sarda presentaron una denuncia. Luego, en colaboración con la Policía Postal, la compañía colocó “marcadores” en las copias descargadas de su publicación, lo que les permitió ver dónde se distribuían las copias.

Después de identificar dos canales que distribuyen su contenido, los investigadores encontraron un tercer canal más importante. Sin embargo, cuando se solicitó asistencia a Telegram y la compañía no respondió, los investigadores llevaron a cabo su propio trabajo verificando las transacciones financieras de los usuarios de la red social para descubrir la identidad del operador del grupo de chat.

Una vez identificado, el supuesto operador recibió una visita en su casa en Turín y, según los informes, fue atrapado en el acto de subir copias pirateadas de periódicos a los grupos de chat, a las que se accedía con contraseñas "robadas”.

Pero a pesar de este aparente éxito, el problema de la piratería de periódicos continúa. Según la Federación Italiana de Editores de Periódicos (FIEG), Telegram se niega a responder a sus quejas sobre "infracciones reiteradas y masivas”, lo que significa que todavía existen al menos ocho grupos adicionales que prestan servicios a unos supuestos 500,000 usuarios.

Finalmente, las autoridades también amenazan con perseguir a quienes consumen estas ediciones piratas. La semana pasada se mencionó que los consumidores podrían también ser rastreados y recibir multas por consumir periódicos 'pirateados'.

Los expertos consideran que perseguir a los usuarios sobrecargaría a un más el sistema judicial, por lo que consideran poco probable esa perspectiva. Quizás se recurra a un puñado de procesos para desalentar la práctica.

Más información torrentfreak.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net