Televisión antigua

 

Maine, Estados Unidos, aprobó la ley L.D. 832, que obliga a los operadores de televisión por cable a proporcionar la opción de comprar acceso a canales de cable, o programas en canales de cable, de forma individual, lo que se conoce como televisión a la carta.

La propuesta no ha gustado a algunas de las compañías más grandes de la industria del entretenimiento por lo que la semana pasada acudieron a los tribunales con la esperanza de obtener un mandato judicial preliminar que suspenda la aplicación de esta ley.

Con la ley, los habitantes de Maine no solo tendrían la capacidad de decir "sí" a ESPN mientras dicen que "no" a ESPN2, sino que también tendrían la capacidad, por ejemplo, de comprar NFL Monday Night Football sin ninguno de los otros shows de ESPN, lo que para algunos, convierte al estado en el más agresivamente progresivo del país cuando se trata de regular la industria de la televisión

El representante Jeffrey Evangelos, fue el que patrocinó el proyecto de ley. "Envié este proyecto de ley porque durante mi campaña conocí a muchas personas de la tercera edad con ingresos fijos que ya no pueden pagar la televisión por cable", dijo Evangelos. "Piénselo. La generación que luchó contra la Segunda Guerra Mundial y creció con la televisión gratis fue excluida del mercado. La mayor queja es que ya no pueden ver a los Medias Rojas de Boston porque el paquete de cable que incluye NESN cuesta alrededor de 100 dólares por mes".

El miércoles, en la corte federal, Comcast, CBS, Discovery, Disney, Fox y Viacom dijeron al juez de Maine que la ley es excesivamente onerosa y resulta en "mayores costos, opciones de programación reducidas, insatisfacción del consumidor y el desvío de recursos de ofertas de cable mejoradas".

Para impugnar la ley, los gigantes de la televisión alegan que viola la Ley Federal de Comunicaciones e impone restricciones a la libertad de expresión en violación de la Primera Enmienda, ya que una expresión de esa libertad es la supuesta discreción editorial de las compañías de cable para elegir qué canales utilizar en su señal.

"La L.D.832 destruye esa discreción editorial protegida, ya que elimina la capacidad de los operadores de cable y programadores de decidir no ofrecer programación a la carta", establece el escrito en el que se solicita la orden judicial de suspensión. "Se dirige a cierto contenido (es decir, 'canales de cable' y 'programas' transmitidos por canales de cable) y afecta a ciertos oradores (es decir, operadores de cable y programadores que suministran contenido a operadores de cable). Sorprendentemente, ningún otro tipo de MVPD (multichannel video programming distributor, distribuidor de programación de video multicanal) incluidos Proveedores de video DBS como DIRECTV y DISH Network, servicios MVPD 'virtuales' como Sling TV, YouTube TV y AT&T TV NOW, que también distribuyen sus servicios a través de paquetes de video son afectados por esta ley".

Las autoridades de Maine deberán también presentar sus consideraciones en defensa de la ley para que el juez tome una decisión.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net