Momento en que Lyle golpea a Hernández

 

El juez de lo criminal del Undécimo Tribunal del Circuito Judicial en Florida, Estados Unidos, rechazó los argumentos del actor mexicano Pablo Lyle, para que se aplicara en su caso la legislación en materia de defensa personal para evitar un proceso por homicidio involuntario.

El protagonista de Mirreyes vs Godinez está siendo procesado en Miami, por haber causado la muerte de un hombre de ascendencia cubana en un incidente de tránsito. El hombre se golpeó la cabeza contra una banqueta, después de haber recibido un puñetazo de Lyle y cuatro días después falleció en un hospital.

El pasado mes de agosto, la defensa de Pablo Lyle argumentó ante el juez que en el caso aplicaba la ley 'stand your ground' o uso de fuerza letal. En la audiencia Lyle dijo que estaba "asustado", en "pánico", "petrificado", en "shock", a fin de soportar su versión de que actuó por miedo. Dijo que él no sabía cuáles podrían ser las intenciones del conductor al regresar al vehículo y temió que pudiera tener un arma o usar el carro como arma para embestirlos.

La mencionada ley fue promovida por la Asociación Nacional del Rifle (NRA por sus siglas en inglés) y promulgada en 2005. Desde entonces, ha sido criticada por académicos, fiscales y defensores de los derechos civiles sosteniendo que deben ser jurados y no jueces, quienes decidan si una persona actuó legalmente en defensa propia usando violencia en contra de violencia.

Tras una larga exposición de la fiscalía y la defensa, y la presentación de varios testimonios, incluido el testimonio del cuñado del actor, Lucas Delfino, que es quien iba manejando, y la esposa de Pablo Lyle, el juez determinó que no había encontrado suficientes evidencias para establecer sin lugar a dudas que la agresión de Lyle cumple con los preceptos legales que permiten el uso letal de la fuerza como defensa personal. Consideró que el tipo de agresión de Lyle, un puñetazo, no se puede describir como letal, aunque las consecuencias de este sí lo fueran, y que con las pruebas presentadas nada hace entender que la víctima, en el momento de ser agredida, supusiera una amenaza para Lyle y sus familia.

Ayer se efectuó una nueva audiencia donde el juez entregó por escrito a la defensa su decisión y los argumentos de la misma. Ahora deberán decidir si apelan la decisión en un plazo de 30 días. De no hacerlo, el caso irá a juicio ante un jurado, que está programado para iniciar el 9 de diciembre de no solicitarse aplazamiento. El 27 de noviembre habrá una audiencia previa para saber si las partes están listas para ir a juicio o si necesitan más tiempo, en esa audiencia Lyle podría cambiar su declaración a culpable, si llegan a un acuerdo con la fiscalía, lo cual no es factible en este momento.

Más información univision.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net