Sofía Vergara

 

La batalla legal que enfrentan a la actriz colombiana Sofía Vergara y a su exnovio Nick Loeb por la tenencia de dos embriones congelados continúa con una nueva demanda presentada por la actriz en la que acusa a Loeb y a su abogada de haber mentido bajo juramento.

Las demandas iniciaron en 2014, cuando la pareja había terminado su relación, con el fin de obtener una orden judicial para poder obtener la custodia de los embriones que los dos habían creado en el Centro Reproductivo de ART en Beverly Hills. Esa demanda fue retirada en diciembre de 2016 después de que un juez ordenara a Loeb, a petición de Sofía Vergara, a revelar la identidad de dos exnovias que habían abortado. Loeb retiró la demanda para proteger la privacidad de sus exnovias.

Posteriormente Loeb presentó la misma demanda, pero en el estado de Luisiana, en cuya legislación establece que un óvulo fecundado es una persona jurídica. En su demanda Loeb argumentaba que la actriz había negado a los embriones su derecho a heredar de un fideicomiso que Loeb estableció, al no estárseles permitiendo nacer. Por ello pedía que se ordenara que los embriones le fueran entregados para que fueran implantados en una madre subrogada y así pudieran nacer. En agosto de 2017 esta demanda fue desechada por falta de jurisdicción estableciendo el juez que el asunto debe ser ventilado en los tribunales de California donde los embriones fueron creados.

En abril de 2017 Loeb presentó una nueva demanda en contra de la actriz de Modern Family, esta vez acusándola de violar su libertad de expresión y fue su respuesta a la demanda que ella presentó en California alegando violación al contrato que habían celebrado, cometiendo un fraude promisorio, además de señalar a Loeb de llevar a cabo una persecución maliciosa. De acuerdo con la demanda, "los términos del contrato expresamente estipulan que ninguna de las partes puede utilizar los preembriones creados a partir del procedimiento IVF sin el consentimiento explícito y por escrito de la otra parte".

Mientras estas demandas y contrademandas iban y venían, Loeb mudó su residencia a Luisiana en donde volvió a presentar su demanda para hacerse de la custodia de los embriones. Y es en este proceso en el que la actriz lo acusa, junto con su abogada Jalesia “Jasha” McQueen, de haber retenido intencionalmente documentos y evidencia. Acusa a Loeb de haber mentido estando bajo juramento y a la abogada de “saber que la declaración era falsa”.

Según la demanda, Loeb y su abogada retuvieron correspondencia por correo que “revela la sistemática orquestación en la que el señor Loeb y sus abogados, especialmente la señorita McQueen, se involucraron en un esfuerzo por perpetrar el fraude ante este Tribunal de que el señor Loeb está domiciliado en Plaquemines Parish”, en Luisiana. Sofía Vergara expone que cree que Loeb también alteró documentos que le entregó durante el litigio y pide que sea condenado y se le ordene pagar los gastos de los abogados.

Dentro de esta batalla, la pelea por los honorarios de los abogados también ha significado una confrontación entre las partes. Incluso, a principios de este mes de agosto, los exabogados de Loeb presentaron una orden de derecho de retención por honorarios no pagados en la que los abogados de la firma de Theodora Oringher reclaman una deuda de US$66,517.25 más US$10,730.81 en cargos por pagos atrasados, totalizando US$76,248.06. La petición es para que en caso de que Sofía Vergara pague a Loeb los gastos de abogados, el despacho pueda retener la cantidad que le deben.

Total, un caso complicado en el que no se vislumbra un pronto desenlace porque ninguno de los dos parece querer ceder.

Más información theblast.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net