Imprimir
Categoría: El Derecho y el Entretenimiento
Visto: 173
powered by social2s
Pagina de Audible

 

A través de la Asociación de Editores Americanos, Chronicle Books, Hachette Book Group, HarperCollins Publishers, Macmillan Publishing Group, Penguin Random House, Scholastic y Simon & Schuster demandaron el viernes 23 de agosto al gigante de audiolibros Audible, Inc, propiedad de Amazon, por supuestamente crear trabajos derivados ilegales.

Audible presentó el servicio de Audible Captions el 31 de julio y lo calificó como una forma de aumentar el interés en la lectura y ayudar a los oyentes que tienen dificultades para comprender las palabras. La aplicación transforma el audio en texto, lo que permite que los usuarios también lean el libro, pero las editoriales lo consideran copias no autorizadas.

"Audible, Inc., unilateralmente, sin permiso ni aviso a los editores, ha decidido introducir una nueva característica no autorizada para su aplicación móvil llamada 'Audible Captions'", se lee en la demanda. "Audible Captions toma audiolibros de propiedad de los editores, y convierte la narración en texto no autorizado y distribuye el texto completo de estos 'nuevos' libros digitales a los clientes de Audible”.

"Las acciones de Audible, tomar obras con derechos de autor y reutilizarlas para su propio beneficio sin permiso, son el tipo de infracción por excelencia que la Ley de Derechos de Autor prohíbe directamente" se destaca en el escrito, solicitando al tribunal que detenga el servicio de Audible.

Las editoriales argumentan que Audible no buscó una licencia, no planea compensar a los editores y no les permitirá decidir qué títulos están disponibles con el llamado texto distribuido. También dice que la función de lectura de inmersión de Audible, que requiere que un usuario compre tanto el audiolibro como el libro electrónico, cumple con el objetivo de los subtítulos sin infringir los derechos de los editores, “que benefician a los consumidores al no depender de la tecnología de transcripción defectuosa y para los cuales los editores y los autores son compensados".

"Audible ha admitido que hasta el 6% del texto distribuido puede contener errores de transcripción, el equivalente a 18 páginas completas de un libro de 300 páginas (6,000 errores en un libro de 100,000 palabras)".

El Gremio de Autores emitió el viernes una declaración en apoyo de la demanda: "El texto y el audio de un libro son mercados diferentes y Audible sólo tiene licencia para audio", dijo la directora ejecutiva Mary Rasenberger. "Ha optado por usar su poder de mercado para forzar a los editores, al proceder sin permiso en clara violación de los derechos de autor".

Un portavoz de Audible dirigió el viernes The Hollywood Reporter a una declaración que publicó en su sitio web en respuesta a la queja: "Estamos sorprendidos y decepcionados por esta acción y cualquier implicación de que no hemos hablado y trabajado con los editores sobre esta característica, que aún no se ha lanzado. Los subtítulos se desarrollaron porque, como muchos de los principales educadores y padres, queremos ayudar a los niños que no leen a participar. Esta característica permitiría que sigan algunas líneas de texto generado por la aplicación mientras escuchan el audio. No es y nunca fue un libro. No estamos de acuerdo con las afirmaciones de que esto viola cualquier derecho y esperamos trabajar con editores y miembros de la comunidad creativa profesional para ayudarlos a comprender mejor el beneficios educativo y de accesibilidad de esta innovación".

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s