Imprimir
Categoría: El Derecho y el Entretenimiento
Visto: 195
powered by social2s
Cardi B

 

Un juez de la corte federal de California dio luz verde a un juicio en contra de la rapera Belcalis Almánzar, más conocida como Cardi B, por el uso no autorizado de un tatuaje distintivo que un hombre usa en su espalda y que fue utilizado en la portada del disco Gangsta Bitch Music Vol. 1.

Las demandas sobre tatuajes cada vez son más comunes desde que S. Victor Whitmill, autor del tatuaje de Mike Tyson, demandó a Warner Bros por el uso no autorizado del tatuaje facial del ex boxeador en la película Hangover 2.

En esos casos, la defensa de los tatuajes se basa en la legislación en materia de derechos de autor, pero este caso es distinto porque es sobre el derecho a la imagen.

Kevin Brophy Jr. dice que nunca ha conocido a Cardi B, pero que en la portada del mixtape de Cardi B aparece la imagen de un hombre que simula realizar un cunnilingus a la rapera y que luce un tatuaje similar al que aparece en su espalda, un tigre luchando contra una serpiente.

Por ese uso no autorizado de su imagen está demandando a la cantante, exigiendo una indemnización de 5 millones de dólares en daños y perjuicios por la forma en que Cardi B presuntamente violó su derecho de publicidad y lo puso bajo la atención pública.

Los abogados de la rapera presentaron una solicitud para que la demanda fuera rechazada, pero el juez de la Corte de Distrito de los Estados Unidos, Cormac Carney, rechazó la moción al considerar que se trata de un reclamo plausible por uso de imagen sin consentimiento.

"Los acusados argumentan que el reclamo del demandante no es procedente porque él no alega que su rostro es visible o que su nombre fue usado", destaca Carney. "Sin embargo, los demandados no citan ninguna (disposición o precedente) que establezca que un reclamo por apropiación comercial indebida de imagen requiere el uso de la cara o el nombre del demandante. El demandante aquí alega que su tatuaje es parte de su semejanza porque es único y distintivo. Las personas, de hecho, supuestamente reconocen al instante al demandante por su tatuaje de serpiente-tigre".

En la decisión, el juez aclara que definir si se trata de un uso trasformador protegido por la Primera Enmienda (libertad de expresión) “es una cuestión de hecho", lo que parece establecer la posibilidad de un juicio con jurado.

Sobre el colocar a Brophy bajo la atención pública el juez considera que son cuestiones relacionadas con las disposiciones sobre privacidad y difamación, y considera procedente el reclamo de que Cardi B hizo suponer falsamente que el demandante había tenido relaciones sexuales con ella y que la imagen supuestamente humillante sería muy ofensiva para una persona razonable.

A los intentos de los abogados de Cardi B de llevar la controversia al campo de los derechos de autor, el juez respondió que “los reclamos del Demandante no están incluidos en el tema de los derechos de autor. Las afirmaciones del demandante giran en torno al uso de su imagen... Esto es cierto a pesar del hecho de que la imagen del demandante puede estar incorporada en una fotografía con derechos de autor o el diseño del tatuaje en sí podría ser un trabajo con derechos de autor. El demandante aquí no busca reivindicar un uso no autorizado de una fotografía o un diseño de tatuaje, sino el uso no autorizado de su imagen ... En otras palabras, el demandante no busca usar el derecho de publicidad simplemente para evitar la 'publicación' de un trabajo artístico y visual ".

La actitud de la cantante en su interrogatorio ha llamado fuertemente la atención ya que ella se identifica a sí misma como gángster. También declaró de una forma muy coloquial que la demanda era insignificante y le quitaba tiempo para estar con su hija. Ella dijo: "Estoy realmente molesta porque tengo que estar con mi hija. Todo debido a algunas tonterías con las que intentan obtener dinero y luego 5,000,000, ¿Me estás tomando el pelo? Ese mixtape ni siquiera hizo un millón de dólares. Tengo pleitos reales, con mierda de verdad, y tuve que lidiar con esta mierda. Esto me quitó cuatro horas de mi tiempo, mi trabajo, mi maternidad ".

Actualmente, la rapera tiene un caso abierto de agresión tras un altercado en un club de striptease en Queens y tiene otra demanda interpuesta por su ex representante.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s