Poster promocional de "It"

 

Frank Konigsberg y Larry Sanitsky productores ejecutivos de la primera adaptación de la novela de terror de Stephen King, IT, en formato de miniserie para TV, filmada en 1990, están demandando a Warner Bros., al no reconocerles los derechos contractuales que tienen sobre la película de 2017 y su secuela, programada para su estreno en septiembre.

La película de It fue lanzada a través de New Line, subsidiaria de Warner Bros en 2017 y recaudó más de 700 millones de dólares en todo el mundo.

En una demanda presentada la semana pasada en el Tribunal Superior de Los Ángeles, los dos alegan que tenían el derecho contractual de participar en una negociación para cualquier "secuela, serie, remake o escisión (spin off)", y además tienen derecho a una participación mínima del 10 por ciento de las ganancias netas en cualquier producción posterior.

Konigsberg y Sanitsky explican que en esa época Telepictures Productions que en la actualidad, Telepictures es una división de Warner Bros que produce programas como Ellen, Extra y TMZ Live.

Los demandantes explican que encabezaron el proyecto de It en 1990, pero que a pesar del éxito de la miniserie, en una declaración de participación de ganancias de 1995 se dijo que la miniserie presentaba un déficit y que no tenía beneficios para distribuir (como sucede con la mayoría de las obras de entretenimiento gracias a la magia de la contabilidad estilo Hollywood).

Los productores afirman que tuvieron que esperar 25 años para obtener otra declaración de ganancias, cuando finalmente, en marzo pasado, obtuvieron una que demuestra que tenían derecho a 1 millón en ganancias. La demanda cuestiona si esa cantidad es real por lo que en su reclamo incluyen el de fraude en la contabilidad.

En la demanda destacan que el largometraje de 2017 es, de hecho, un "remake "es indiscutible", a lo que Warner puede argumentar que en realidad es una nueva adaptación del libro de Stephen King en lugar de la miniserie de 1990.

La esencia del caso está en el contrato que firmaron Konigsberg y Sanitsky. Ellos afirman que Warner Bros., debe asumir las obligaciones de Telepictures. Ya una vez Warner Bros derrotó con éxito una demanda sobre la película ganadora del Oscar Gravity por un autor que reclamó derechos contractuales con una compañía que había sido absorbida por Warner.

El asunto apenas empieza, mientras, la promoción de la segunda parte de It ya está en marcha.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net