Imprimir
Categoría: El Derecho y el Entretenimiento
Visto: 219
powered by social2s
Objetos de la colección en disputa

 

Respecto del caso que involucra una colección de objetos de arte de Crimea, una corte de apelaciones de Ámsterdam, Países Bajos, concluyó que no puede fallar sobre la devolución de los objetos por lo que concedió dos meses adicionales a las partes para presentar un mayor fundamento a sus peticiones.

Se trata de un interesante caso que ocurrió en 2014 cuando parte del territorio de Crimea se escindió de Ucrania y luego fue anexado a Rusia. Durante esta turbulencia política y social, la colección que ahora está en disputa estaba en exhibición en el Museo Allard Pierson en Ámsterdam bajo el título de Crimea, Oro y Secretos del Mar Negro, mostrando diversos objetos de oro, entre ellos un casco ceremonial escita que data del siglo IV a.C.

Los objetos de esta exhibición fueron prestados por cinco museos, cuatro de ellos localizados en Crimea y uno en Kiev, la capital de Ucrania. Al haberse separado los territorios se pidió al poder judicial de Países Bajos que decidiera a quién deben regresar los objetos.

En diciembre de 2015 un tribunal de primera instancia concluyó que, conforme con las reglas de la UNESCO, los objetos deben ser regresados a Ucrania pues Crimea no es un estado soberano. El tribunal de los Países Bajos hizo notar que corresponde a los tribunales ucranianos decidir a quién corresponden los objetos y, en su caso, al gobierno de ese país regresarlos a los museos de Crimea.

La decisión, por supuesto, no fue del agrado de Crimea cuyas autoridades presentaron una apelación.

En esta apelación, la corte en Ámsterdam concedió esta semana un periodo de dos meses a las partes para que clarifiquen sus argumentos y de esta forma tenga mayores elementos para resolver. Así, esperan poder emitir una conclusión en un período de entre seis y nueve meses.

Aunque teóricamente se trata de un asunto eminentemente jurídico que tiene relación con el arte y la herencia cultural, la política podría jugar una parte importante pues Países Bajos, como el resto de Europa y Estados Unidos, no reconocen la separación de Crimea de Ucrania y menos su posterior anexión a Rusia, en una maniobra que no nos es por completo desconocida pues fue lo que sucedió en el siglo XIX respecto del territorio de lo que hoy es el estado de Texas.

Más información dutchnews.nl

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de dutchnews.nl

powered by social2s