Gol de futbol

 

Después de tres años, la acusación en contra del Karim Mostafa Benzema, delantero del Real Madrid, que se procesa en Francia aún no se resuelve. La Sala de lo Penal remitió el expediente al pleno del Tribunal de Casación, máxima instancia judicial francesa.

El caso inició en 2015 cuando Mathieu Valbuena, mediocampista francés de ascendencia española que juega actualmente en el Olympiacos, fue chantajeado con un video sexual y Benzema actuó como intermediario de los chantajistas que lo contactaron a través de su amigo de la infancia Karim Zenati.

Benzema siempre aseguró que lo hizo para evitar problemas y no porque colaborara con los autores del chantaje. En su momento el futbolista explicó que su imputación se debe a "un gran malentendido". "Al principio, solo quería tenerle al tanto de la historia y ayudarle, porque a mí me habían hecho algo del mismo estilo. Se trata de alguien que juega conmigo en la selección de Francia, es un amigo".

Los abogados del delantero del Madrid consideran que la actuación de un agente infiltrado contaminó el procedimiento ya que a su juicio invitó a los procesados a cometer el chantaje.

Para desenmascarar a los delincuentes, ese policía se hizo pasar por una persona cercana a Valbuena, que enseguida denunció el intento de chantaje ante las autoridades.

El caso ya fue revisado en una ocasión por la Sala de lo Penal del Tribunal de Casación  que ordenó al Tribunal de Apelación de París que emitiera una nueva sentencia, la que de nuevo validó la actuación del agente encubierto.

Los abogados del madridista volvieron a recurrir a la Sala de lo Penal, que esta vez ha decidido reenviar el caso al pleno del Tribunal de Casación para que se revise la actuación del policía encubierto.

Además del delantero estrella del Real Madrid, otras cinco personas están implicadas, entre ellas el ex internacional Djibril Cisse. Los hombres considerados los cerebros detrás del chantaje, Mustapha Zouaoui y Axel Angot, supuestamente intentaron hacer contacto con Valbuena a través de Djibril Cisse y Younes Houass -que operó con "Lukas", el oficial de policía en cubierto- y, finalmente, a través de Benzema poniéndose en contacto con su amigo de la infancia Karim Zenati, también acusado.

Más información 20minutes.fr

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net