Imprimir
Categoría: El Derecho y el Entretenimiento
Visto: 369
powered by social2s
Poster de Stranger Things

 

Un Tribunal Superior de Los Ángeles negó el juicio sumario a los hermanos Matt y Ross Duffer en una demanda presentada por Charlie Kessler en la que afirma que los hermanos le “robaron” una idea que sirvió de base para el programa Stranger Things de Netflix.

La demanda fue promovida por Kessler hace un año, acusando a los hermanos Duffer, productores, directores y escritores de la serie, de incumplimiento del contrato implícito, alegando que les presentó su concepto de una historia de ciencia ficción situada cerca de una base militar abandonada durante una fiesta en el Festival de Cine de Tribeca 2014.

El demandante señala que Stranger Things se basa en su cortometraje Montauk y en un guión cinematográfico titulado The Montauk Project. Inclusive, afirma que la serie originalmente fue promovida como The Montauk Project, nombre de su guión original, antes de cambiar a Stranger Things.

En enero, en respuesta a la demanda, los hermanos Duffer argumentaron que no "manifestaron ninguna intención de entrar en un acuerdo vinculante" con Kessler, que crearon de forma independiente Stranger Things y las ideas que Kessler dice que reveló, no eran novedosas.

"Charlie Kessler afirma que conoció a los Duffers, dos jóvenes cineastas de quienes Kessler nunca había oído hablar, y conversó con ellos durante diez a quince minutos", escribió el abogado de los acusados. "En esa conversación informal, supuestamente los Duffers dijeron que todos 'deberían trabajar juntos' y preguntaron 'en qué estaba trabajando [Kessler] ' - es la única base del presunto contrato implícito en cuestión en esta demanda y de la teoría de Kessler de que los Duffers usaron sus ideas para crear la serie".

Sin embargo, el juez ha negado la petición de juicio sumario. El juez destaca que la idea sea novedosa no es un requisito según las leyes de Nueva York o California. En cuanto a la existencia del contrato implícito, el juez destaca que “los hechos verosímiles aún no se han determinado en relación con lo que dijo el demandante, lo que quería transmitir con su conversación y cómo respondieron los acusados antes de que pueda concluirse definitivamente si se formó o no un contrato implícito de hecho".

El juzgador destaca, además, que los Duffer no han presentado pruebas suficientes sobre la originalidad de su idea. "Sin esas pruebas admisibles, nos queda la cuestión de determinar la credibilidad que solo puede ser decidida con una verificación de los hechos", dice el juez. "Además, si existe o no una similitud entre los conceptos que se discernirán al compararlos es un tema de creación independiente que debe decidirse por una verificación de los hechos ".

Así, salvo que algo suceda en el camino, el juicio iniciará el 6 de mayo.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s