0
0
0
s2smodern
Portada de un disco de Tower of Power

 

Lenny Williams, solista y miembro del grupo de funk Tower of Power de la década de 1970, intenta establecer una acción colectiva contra Warner Music Group por el pago de regalías por música que se difunde por streaming en sitios como Spotify, Apple Music, Tidal y otros medios digitales.

Williams inició la demanda en octubre del año pasado señalando que la compañía no está distribuyendo adecuadamente los ingresos generados por la explotación de obras de artistas de las décadas de los 60 y principios de los 70 en plataformas de streaming, ya que Warner Bro. retira un 40 % de los ingresos por concepto de “cargos por distribución” de los ingresos generados internacionalmente por filiales extranjeras y luego basa la tasa de regalías del artista en el saldo remanente. La demanda señala que su contrato prohíbe a Warner Bros realizar un "cargo intercompañía" para las ventas internacionales.

El problema al que se enfrentan es que en la época en que se firmaron los contratos no existía la transmisión digital de grabaciones de sonido y ese es el argumento de Warner.

En enero Warner presentó una moción para que la demanda fuera rechazada. La compañía señala que los reclamos “… dependen de establecer un pago insuficiente de regalías, pero los demandantes aún no pueden identificar ninguna disposición en el contrato que les otorgue los derechos que solicitan: el contrato no contiene ninguna disposición para que las regalías se paguen en función de transmisión digital (digital streaming) de grabaciones de sonido, y mucho menos transmisión digital en el extranjero (foreign digital streaming) de grabaciones de sonido".

Sin embargo, dice la demanda, “… por una variedad de razones, hay artistas (como los demandantes) con los que WBR comparte los ingresos recibidos por la transmisión digital, incluso cuando no está obligado contractualmente a hacerlo. Eso, sin embargo, no da derecho a los demandantes a presentar una demanda por incumplimiento de un contrato de grabación que no contiene provisiones para que WBR pague regalías por transmisión digital".

En resumen, los artistas deberían estar agradecidos por la generosidad de Warner y no demandarlo.

Sin embargo, a mediados del mes pasado el juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos R. Gary Klausner rechazó la moción para desechar, al existir por lo menos un contrato implícito.

"Aunque las palabras 'transmisión digital' no están presentes en el Acuerdo de 1974, el Sr. Williams alega que cuando aumentó la transmisión digital, los Demandados continuaron pagando regalías por esa transmisión digital según los términos contractuales existentes", escribió el juez al rechazar la moción. "La provisión de pagos de regalías por transmisión digital además de las ventas de fonogramas no entra en conflicto con los términos expresados en el contrato; más bien, complementa el término. Como resultado, la conducta de los Demandados puede indicar de manera plausible que los términos del contrato se aplican por igual a transmisión digital".

Pero en su defensa Warner está citando un precedente establecido en 2010, que estableció que la descargas digitales de sonido grabado debían ser tratada como “licencias” y no como “ventas”. Bajo "ventas", los artistas solo obtienen alrededor del 15 por ciento de los ingresos netos. Como "licencias" los artistas tienen derecho a una división más uniforme.

Warner dice que Williams puede tener un contrato que establece regalías por ventas, pero aparentemente no dice nada acerca de la licencia, excepto por el hecho de que Warner Bros se reservó ese derecho y no hay una disposición contractual sobre el pago de regalías, lo que no era inusual en esa época, ya que al principio del negocio de discos, todos se centraban en las ventas y las licencias era un fenómeno futuro.

Así que ahora, los acuerdos con los proveedores de transmisión digital se convierten en fundamentales, porque si la transmisión es una 'licencia', la demanda de Williams podría no tener fundamento, pero si es una 'venta', entonces sí tendrían derecho al pago de regalías.

En el caso aun pesaría el tema de los “cargos intercompañía”, lo cual quiere decir que Warner le da el trato de venta.

Pero lo fundamental en el caso es establecer el derecho de recibir regalías por la transmisión digital, un tema que muchos artistas nunca imaginaron que surgiría.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net 

0
0
0
s2smodern