Imprimir
Categoría: El Derecho y el Entretenimiento
Visto: 282
powered by social2s
Imágenes de un cerebro sano y uno con CTE

 

Ante el Congreso de Massachussets, hogar del equipo de fútbol los Patriotas de Nueva Inglaterra, ganador del título de la NFL este año, se presentó una iniciativa de ley que propone prohibir las tacleadas en niños menores de 12 años que practiquen fútbol americano.

Se trata de una iniciativa que pretende proteger a los niños de las lesiones cerebrales que hoy sabemos que ocurren por los continuos golpes en la cabeza. Así, lo demuestran estudios realizados por diferentes instituciones como la Universidad de Boston que concluyen que los niños que juegan fútbol americano antes de 12 años tienen mayor riesgo de sufrir problemas cognitivos, emocionales y de comportamiento más adelante en sus vidas, así como enfermedades con la encefalopatía crónica traumática, CTE por sus siglas en inglés, una enfermedad degenerativa del cerebro vinculada a los golpes repetidos en la cabeza.

Esta iniciativa que se conoce como No Hits (sin golpes) pretende establecer sanciones financieras a cualquier liga escolar o cualquier otra institución que no cumpla con la prohibición de golpes en menores de 12 años.

Pese a que el reconocimiento de la existencia de la CTE por parte de la liga de fútbol americano, NFL, y demás ligas de este deporte ha recorrido un largo camino, todavía hay quienes prefieren que sus hijos sigan practicando este deporte y que se oponen a que sea el estado quien regule si los niños pueden jugar o no.

Así, la iniciativa de Massachussets no es la primera en ser presentada y al parecer seguirá el mismo destino que las que se presentaron antes en los estados de Illinois, Nueva Jersey, Nueva York, California y Maryland, donde padres y entrenadores enfadados pudieron más en el tema que los riesgos de salud expuestos, lo que llevó a los legisladores a rechazar las pretensiones de prohibir los golpes en el deporte en menores de 12 años.

La razón que ha prevalecido para evitar estas leyes es que corresponde a los padres el derecho de decidir si sus hijos practican o no el deporte y que el estado no tiene porque intervenir en estos asuntos.

“Considerando que los niños a esa edad se contusionan jugando fútbol y beisbol y cualquier otro deporte en el que pueden caer y golpear sus cabezas en el suelo… parece un exceso de autoridad”, declaró a The New York Times Steve Dembowski, miembros del comité ejecutivo de la Asociación de Entrenadores de escuelas Secundarias de Massachusetts.

Además, exponen que el equipo de protección ha evolucionado para una mayor seguridad de los jugadores y que las reglas han cambiado en un intento de protegerlos un poco más durante las tacleadas.

“Las personas no entienden que aún un golpe menor en la cabeza tiene riesgos”, dijo Michael Kaplen, un abogado que enseña un curso sobre las consecuencias legales de las lesiones en traumáticas del cerebro. “Pueden pasar años antes de que el problema aparezca”.

Los legisladores parecen saber que esta iniciativa no va a ver la luz como ley y que está destinada a ser rechazada. Incluso desde ahora ya dos representantes que inicialmente la apoyaron se han retirado lo que es un mal presagio. Sin embargo, consideran que es un gran avance el que el tema sea expuesto y se inicie un debate al respecto y se permita que los padres conozcan a plenitud los riesgos que pueden sufrir sus hijos de practicar desde edades tan tempranas el fútbol americano (o incluso, el cabecear pelotas en el fútbol).

Recientemente, con motivo de la celebración del Super Bowl 2019, Donald Trump dijo que no le gustaría que su hijo Barron jugara al fútbol americano, reconociendo los riesgos de salud que sufren los jugadores.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

powered by social2s