0
0
0
s2smodern
Comparativo de un cerebro sano y un cerebro con CTE

 

La familia de Darryl Hammond, un ex  jugador de fútbol y actor, está demandando a la Arena Football League (AFL), Disney, Paramount y Columbia Pictures por fraude, negligencia, incumplimiento de contrato y muerte por negligencia, luego de que una autopsia reveló que el jugador tenía CTE.

Hammond jugó durante 15 años en la AFL, una versión del futbol americano tradicional que se juega en estadios diseñados para basquetbol o hockey sobre hielo, que es el equivalente a una cuarta parte de una cancha de futbol americano normal, con reglas que fomentan el juego ofensivo lo que resulta en un juego más rápido y de mayor puntuación. El deporte fue inventado a principios de los años 80 y fue patentado por Jim Foster, un ex ejecutivo de la Liga de Fútbol de los Estados Unidos (USFL) y la NFL. Hammond también participó en distintas películas como The Longest Yard, Invincible y Hannah Montana – The Movie.

El jugador y actor murió el 19 de febrero de 2017 luego de una batalla contra la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), también conocida como enfermedad de las neuronas motoras (ENM) o enfermedad de Lou Gehrig y que es una enfermedad degenerativa de tipo neuromuscular. Se origina cuando las células del sistema nervioso llamadas motoneuronas disminuyen gradualmente su funcionamiento y mueren, con lo que se provoca una parálisis muscular progresiva de pronóstico mortal. Stephen Hawking murió de esta enfermedad.

La autopsia de Hammond reveló que había sufrido más de 200 contusiones cerebrales por lo que padecía encefalopatía traumática crónica (CTE, por sus siglas en inglés) enfermedad neurodegenerativa causada por repetidas lesiones en la cabeza.

Un estudio sobre lesiones cerebrales realizado en la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston mostró que 33 de 34 jugadores de futbol americano evaluados post-mortem mostraron signos claros de CTE. Una nueva lista publicada en noviembre de 2016 descubrió CTE en 90 de 94 cerebros. En julio de 2017, un nuevo estudio mostró que 110 de los 111 cerebros examinados mostraban signos de CTE.

Con estas evidencias la esposa de Darryl Hammond, Robin, está demandando a la AFL, Disney, Paramount y Columbia Pictures por fraude, negligencia, incumplimiento de contrato y muerte por negligencia. Ella dice que los 15 años en el fútbol de arena y su participación en las películas le causaron CTE.

"El fútbol es, sin duda, un deporte agresivo y violento con lesiones físicas comunes", se lee en la demanda presentada en el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles. "Como tal, es vital para la seguridad de los jugadores que los Demandados actúen razonablemente a través de estudios de investigación y otros medios para identificar los riesgos asociados con jugar al fútbol, para mantener a los jugadores informados de esos riesgos y para tomar medidas responsables basadas en su hallazgos para proteger a los jugadores ".

La familia de Hammond afirma que los demandados sabían o deberían haber sabido que los jugadores de fútbol mientras juegan, pueden sufrir lesiones cerebrales traumáticas y corren un mayor riesgo de lesiones similares posteriores. La investigación muestra, según la demanda, que estas lesiones pueden causar Alzheimer de inicio temprano, demencia, depresión, cambios de humor y, por supuesto, encefalopatía traumática crónica (CTE).

Robin Hammond le está pidiendo al tribunal una declaración de que los acusados sabían o deberían haber conocido el traumatismo craneal repetido e innecesario que su esposo soportó mientras jugaba al fútbol; que le causaría una lesión cerebral, incluyendo, pero no limitado al CTE, y que se ocultaron voluntaria e intencionalmente los riesgos. Ella también está buscando el pago de daños compensatorios y punitivos.

El CTE se presenta en otros deportes de contacto como el hockey sobre hielo, box, lucha, rugby y el fútbol soccer.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq/

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

0
0
0
s2smodern