Baile de Carlton

 

En el proceso iniciado por el actor Alfonso Ribeiro, ex estrella de la serie de los 90 Fresh Prince of Bel Air, para proteger su baile característico se ha revelado que la Oficina de Derechos de Autor de Estados Unidos le negó el registro de la coreografía.

Riberio ha demandado a Take-Two Interactive, creadores de NBA 2K, y a Epic Games, creadores de Fortnite, por permitir que los avatares de los jugadores realicen los pasos de baile que el actor hizo famosos en 1991 después de que apareció haciendo la rutina en un episodio de la serie protagonizad por Will Smith. Inclusive, el baile se identifica como el personaje que interpretaba Ribeiro “el baile de Carlton”

En el juicio contra Take-Two Interactive se reveló que la División de Artes Escénicas de la Oficina de derechos de autor negó el registro porque su "trabajo coreográfico" era una "simple rutina de baile".

"El bailarín balancea sus caderas mientras se desplaza de un lado a otro, balanceando además sus brazos de una manera exagerada. En el segundo paso de baile, el bailarín da dos pasos a cada lado mientras abre y cierra sus piernas y sus brazos al unísono. En el paso final, los pies del bailarín están quietos y bajan una mano desde arriba de su cabeza hasta la mitad de su pecho mientras agitan sus dedos. La combinación de estos tres pasos de baile es una rutina simple de baile que no se puede registrar como un trabajo coreográfico".

En el escrito de rechazo se explica que para la Oficina una coreografía es la composición y disposición de una serie relacionada de movimientos y patrones de danza organizados en un todo integrado, coherente y expresivo. Por definición, la coreografía es un subconjunto de la danza y la Oficina de Derechos de Autor de los Estados Unidos solo puede registrar un trabajo coreográfico si contiene una cantidad suficiente de coreografía original

Sin embargo, el término "coreografía" no es sinónimo de "baile" y los pasos de danza socialmente comunes, rutinas simples y otros movimientos no son "trabajos coreográficos" Como tales, no se pueden registrar, incluso si contienen una cantidad sustancial de expresión creativa original. Con base en este oficio, Take-Two Interactive, está solicitando que la demanda sea desechada.

Pero hay otros argumentos como que el propio Ribeiro reconoció en una vieja entrevista que se había inspirado en bailes de Courtney Cox y Eddie Murphy, además de que al haber aparecido el baile originalmente en un programa de televisión, podría considerarse un trabajo por encargo y no tener él la titularidad de los derechos, sino la televisora NBC.

Si estos argumentos para desechar la demanda no son suficientes, los abogados de Take-Two Interactive presentan uno más. El actor solicitó inicialmente el registro del baile que presentó en el programa Dancing With the Stars de ABC a lo que la Oficina respondió que “dado que se supone que los bailarines profesionales que acompañan a las estrellas son los que crean la coreografía para su compañero famoso, nos preguntamos si la aplicación nombra al autor o autores correctos. Para este trabajo... o inclusive si puede considerarse como un trabajo por encargo” por lo que solicitó información adicional.

Estas preguntas sobre la autoría pueden llevar al juez a aceptar la solicitud de desechamiento o Ribeiro debe de aportar más información sobre cómo se creó el baile y por qué debe ser considerado una coreografía.

Más información hollywoodreporter.com/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net