Imagen de Pepe La Rana

 

El dibujante Matt Furie lleva a los tribunales su lucha por recuperar de manos de la extrema derecha estadounidense su personaje Pepe The Frog, específicamente en contra de InfoWarse propiedad de Alex Jones. El sitio web es definido en Wikipedia como “… un sitio de noticias falsas y teorías de la conspiración de extrema derecha”.

El personaje de Furie, Pepe La Rana, apareció por primera vez en una novela gráfica llamada Boys Club, en el año de 2005, acompañado de Andy, Brett y Landwolf. En la descripción del cómic que presenta la editora fantagraphics.com, se dice que son “una serie de viñetas cómicas que combinan psicodelia lacónica, encantamiento infantil, hedonismo alimentado por drogas y travesuras maliciosas”.

Pepe, que es descrito como un “amante de la diversión que consume marihuana”, se convirtió en una sensación de la noche a la mañana cuando empezó a ser utilizado por los usuarios de 4chan como material para memes. Para 2015, se había convertido en uno de los memes más populares utilizados en 4chan y Tumblr.

Pero también en ese año el controvertido movimiento de Derecha alternativa (alt-right), se había apropiado la imagen del personaje como símbolo. En la campaña presidencial de 2016, la imagen de Pepe comenzó a extenderse más allá de 4chan y sus foros periféricos en las redes sociales y otros sectores más accesibles y de mayor acceso a Internet, que a menudo acompañan a grupos de hostigamiento y discursos de odio.

La imagen de Pepe se vinculó tanto con la supremacía blanca que en septiembre, la Liga Antidifamación consideró a la rana como un símbolo de odio y Hillary Clinton advirtió al público sobre su imagen. Desde entonces, Furie ha estado intentando y, muchos dirían fallando, en recuperar su dañada creación.

Así se explica en la demanda interpuesta por Furie: "A partir de 2015, varios grupos marginales conectados con la derecha alternativa intentaron apropiarse a Pepe mezclando imágenes de Pepe con imágenes de odio, incluidos lenguaje y símbolos de la supremacía blanca, símbolos nazis y otras imágenes ofensivas. Furie ha trabajado duro para contrarrestar esa imagen negativa de Pepe, incluida la colaboración con la Liga Antidifamación en la campaña #SavePepe para restaurar a Pepe como un personaje que representa la paz, la unión y la diversión".

La demanda señala un cartel en particular como una fuente de infracción de derechos de autor. El cartel muestra a Pepe junto a Alex Jones, el fundador de InfoWars, el presidente Donald Trump, Milo Yiannopoulos, Ann Coulter, Matt Drudge, Roger Stone y otros con el texto "MAGA", abreviatura del eslogan de la campaña de Trump, "Make America Great Again"

Furie dice que no autorizó tal uso de Pepe. Alega que el cartel está siendo vendido por InfoWars en su tienda en línea.

Ahora en su defensa, InfoWars dice que Pepe La Rana tal vez no tiene derecho a la protección de derechos de autor al ser un plagio. Según el abogado de InfoWars Marc Randazza, existe un personaje argentino de cuentos infantiles llamado "El Sapo Pepe".

"Esta comparación no pretende implicar que existe una demanda por infracción de derechos de autor por parte del creador de El Sapo Pepe contra el Sr. Furie; los demandados son agnósticos en esa cuestión. Más bien, muestra que hay notables similitudes que muestran que Pepe La Rana de Furie es probablemente un trabajo derivado sin licencia de El Sapo Pepe y, por lo tanto, no tiene derecho a la protección de derechos de autor".

Randazza quiere que la creadora de El Sapo Pepe, Analia García, declare, pero hasta ahora no ha logrado que rinda testimonio de forma voluntaria. El abogado ahora está tratando de obtener una deposición a través del proceso establecido por la Convención de La Haya sobre Evidencia y está solicitando que un juez le otorgue una extensión de seis meses en los plazos de descubrimiento.

Stephanie Lin, una abogada de Furie, dice: "Nunca antes había oído hablar de El Sapo Pepe", y agregó que Pepe the Frog fue sin duda el resultado de la imaginación de su cliente.

Furie ya intentó matar a su personaje para evitar esta apropiación por los supremacistas blancos que él define como una pesadilla, pero no funcionó. Ahora se ha iniciado una campaña llamada #SavePepe, para tratar de limpiar la imagen del personaje con la divulgación de una serie de imágenes y memes de Pepe con mensajes positivos, que se promocionan en Twitter y otras plataformas de redes sociales. Una forma de apoyar es no reenviar los mensajes de odio en los que se involucre a Pepe.

Más información hollywoodreporter.com/blogs/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net