Promocional Blede Runner 2049

 

La productora de cine Alcon Entertainment LLC ha decidido demandar a Automobiles Peugeot, S.A., por incumplimiento de contrato, al no apoyar la promoción de la película Blade Runner 2049 como estaba pactado.

El product placement (colocación de productos) es una importante fuente de financiación para las producciones cinematográficas y una poderosa táctica publicitaria que a menudo pasa desapercibida para el público general.

En el caso de Blade Runner 2049, secuela del clásico que se estrenó en octubre de 2017, el agente K, interpretado por Ryan Gossling, maneja un skycar o Spinner con el logotipo de Peugeot colocado discretamente en la rejilla del frontal del automóvil, tomas breves del tablero de instrumentos y letras en la parte delantera y trasera.

Según Alcon, Peugeot estaba contemplando un retorno al mercado de los Estados Unidos después de 35 años de ausencia, por lo que la compañía francesa superó la oferta de otro fabricante de automóviles y ofreció pagar a Alcon 500,000 dólares y el compromiso de invertir 30 millones de dólares en la promoción de la película.

Bajo el acuerdo, el estudio y Peugeot integrarían la imagen comercial del fabricante de automóviles en el diseño del vehículo volador de K, y el logotipo de Peugeot aparecería en tres escenas de cuatro segundos cada una, incluida una donde se ve el logotipo en un anuncio holográfico. Eso fue luego enmendado a 10 segundos.

Pero la productora y la fabricante de vehículos no lograron llegar a un acuerdo final. Inclusive Peugeot afirma haberse negado a firmar el convenio final o haber llegado a cualquier trato, incluyendo el acuerdo co-promocional.

Sin embargo, Alcon convirtió al vehículo con la marca Peugeot en la pieza central de una experiencia inmersiva, experiencia de marketing para fanáticos en la Comic-Con de San Diego y permitió que se difundiera el papel de Peugeot en Blade Runner 2049.

"Peugeot nunca realizó ninguna promoción y la película, sin duda, sufrió por ello", se afirma en la demanda. "La película tuvo al menos 30 millones menos en medios pagados para respaldar el lanzamiento de la película, sin mencionar la publicidad perdida, los preámbulos de videos cortos nunca se publicaron ni se publicitaron a los consumidores para contar la historia del spinner de K como Peugeot, y otras formas de promocionar la película con consumidores más allá de los medios de comunicación pagados, de los que Peugeot debería haber sido parte e incluso liderado".

Alson agrega que la supuesta mala fe de Peugeot en el cumplimiento de sus obligaciones "casi con toda seguridad tuvo un efecto negativo en el rendimiento de taquilla de la película", lo que implica que Blade Runner 2049 habría recaudado más de 260 millones de dólares con algunos comerciales de autos voladores.

A ver que dice Peugeot.

Más información hollywoodreporter.com/blogs/thr-esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net