Imprimir
Categoría: El Derecho y el Entretenimiento
Visto: 384
powered by social2s
Portadas de libros de Kate Morton

La escritora australiana Kate Morton ganó un proceso presentado por Selwa Anthony, quien fuera su agente literaria hasta diciembre de 2015, y quien acusó a la escritora de incumplimiento de contrato.

Ante el poder judicial de Nueva Gales del Sur, Australia, Selwa Anthony acusó a la autora de El jardín olvidado de haber incumplido el acuerdo verbal al que supuestamente ambas mujeres habían llegado en marzo de 2002 durante una conversación telefónica. En esa supuesta conversación, la agente literaria decía que habían acordado que ella ganaría como comisión el 15 por ciento de todos los ingresos de Kate Morton de las obras a las que ella hubiera conseguido acuerdos editoriales, por el tiempo que sobreviviera la obra.

El acuerdo entre ambas mujeres nunca quedó por escrito porque Selwa Anthony, dijo “no creer en contratos”

Kate Morton, quien ha escrito cinco libros que han llegado a ser bestsellers, respondió a la demanda diciendo que no habían llegado a tal acuerdo y que, en su lugar, con el tiempo, entendió que el 15 por ciento de los adelantos de los editores correspondía a la agente literaria. Incluso, contrademandó a Selwa Anthony acusándola de haberla privado de oportunidades cuando era una escritora novel.

Kate Morton firmó su primer contrato en 2005 por el libro La casa de Riverton, a partir de cuando la agente literaria empezó a cobrar como comisión un 15 por ciento de los adelantos y de las regalías.

Cuando Kate Morton se percató de que la agente no tenía derecho a esos cobros de comisiones, decidió poner fin a la relación comercial mediante correo en diciembre de 2015.

Durante el proceso ante la juez Julie Ward, la escritora expuso como parte de su contrademanda que la agente no le explicó nunca las implicaciones financieras de firmar “derechos mundiales” con la editorial Allen & Unwin que ha publicado sus últimos cuatro libros, el más reciente La hija del relojero. Dijo que, de haber conocido el funcionamiento de este acuerdo y las opciones existentes, hubiera preferido entrar a acuerdos de “territorio por territorio” con editores extranjeros.

La juez Ward concluyó que el acuerdo verbal al que aludía la agente literaria en realidad no existió. “No acepto que la evidencia establece el balance de probabilidades de que alguna vez hubo tal conversación entre la señora Anthony y la señora Morton a ese efecto”, declaró la juzgadora.

Respecto de la acusación de Kate Morton, la juez concluyó que hubo negligencia por parte de Selwa Anthony al no haberle explicado lo que implicaban los “derechos mundiales” y la condenó a pagar a la escritora 514,000 dólares australianos que es el monto que supuestamente Morton dejó de ganara con la publicación de sus dos últimos libros, más los intereses.

Esta decisión, que acepta recurso en contra, deja sin futuras comisiones a la agente literaria de los más de 40 millones de libros que Kate Morton ha vendido en 42 diferentes países.

Más información smh.co.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de librosdigital.files.wordpress.com

powered by social2s