Museo Getty debe regresar una escultura de bronce a Italia

Getty Villa

El lunes de esta semana, la Corte de Casación de Italia, máxima instancia judicial, concluyó que el Museo Getty de Los Ángeles, California, debe regresar a Italia una escultura de bronce con más de 2,000 años de antigüedad.

Se trata de la escultura titulada “Joven Victorioso” y que representa a un atleta de tamaño real coronado con una guirnalda de olivo y que pertenece al periodo clásico. Durante muchos años se atribuyó a Lysippos, un importante escultor griego del siglo IV antes de Cristo. Sin embargo, estudios posteriores sitúan le escultura en el siglo tres o dos antes de la era común.

Presumiblemente la escultura de bronce se perdió en el mar durante el Imperio Romano. Fue encontrada por un grupo de pescadores de Fano, una población costera del este de Italia, en la década de los años 50 del siglo pasado. Sabiendo que habían encontrado un gran tesoro, los pescadores escondieron el bronce hasta encontrar un comprador idóneo. Después de haber pasado por varias manos, el Fideicomiso Getty la compró en 1977 por 3.95 millones de dólares a un comerciante de arte alemán. Desde entonces forma parte de su exhibición en el museo de Los Ángeles y es conocido también como “el bronce Getty”.

Desde hace 10 años el gobierno de Italia ha estado litigando en su país el regreso del bronce. Reconociendo que la escultura no es obra de italianos, aducen que fue encontrada en Italia y no en aguas internacionales como argumenta la fundación Getty.

El gobierno italiano presentó su caso con fundamento en una ley italiana de 1939 que señala que se deben notificar al gobierno todas las antigüedades y piezas arqueológicas que se descubran en territorio italiano, y que ninguna de ellas puede abandonar el país sin licencia de exportación. Así, el abogado del gobierno italiano Lorenzo D’Ascia, declaró al New York Times en entrevista telefónica que, por carecer de licencia de exportación el bronce en disputa, “el museo debió haber sido, por lo menos, más prudente en su adquisición”.

La fundación Getty argumenta que no hay razones de repatriación del gobierno italiano porque la escultura fue creada fuera de Italia y encontrada en aguas internacionales miles de años después.

Sobre este argumento, la fiscal del caso, Silvia Cecchi, precisó lo siguiente: “El escultor era griego, pero la estatua era cultural y administrativamente italiana cuando se hundió”.

Si bien en instancias inferiores el gobierno de Italia perdió el caso, habiendo ganado la última instancia planean pedir al Departamento de Justicia de los Estados Unidos que ejecute la sentencia, lo que podría llevar a un nuevo proceso judicial esta vez ante tribunales estadunidenses.

Sobre este caso, el abogado William Pearlstein, socio del despacho de abogados especializado en derecho del arte Pearlstein McCullough & Lederman, declaró al New York Times que, a su juicio, lo mejor que puede hacer la fundación Getty es presentar una demanda en tribunales de Estados Unidos para que se reconozca su derecho de propiedad sobre el broce.

“Declararía el reclamo de título de propiedad Getty y desafiaría a los italianos a hacer valer su reclamo de título superior a la satisfacción de una corte de los Estados Unidos, lo que no creo que puedan hacer".

El regreso del bronce, pese a la decisión judicial no será próxima por lo que debemos esperar a que esta historia se desarrolle más.

Más información nytimes.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information