Por historial de violencia hacia las mujeres se pide negar entrada a Australia a Charlie Sheen

Puño cerrado y mujer al fondo

En Australia, el grupo Collective Shout que lucha contra la sexualización de niñas y mujeres en la publicidad y cultura pop, ha pedido al ministro de inmigración que niegue la visa al actor Charlie Sheen para que no difunda su mensaje que es, dicen, de violencia hacia las mujeres.

Charlie Sheen, quien ha dicho que no tiene dinero para pagar las pensiones alimenticias de sus hijos por estar en una lista negra de Hollywood, ahora se dedica a hablar en público sobre su vida, desde el estrellato como protagonistas de la serie Two and a Half Men hasta la caída en adicción a las drogas, escandalosos divorcios con acusaciones de violencia y la extorsión que sufrió por ser portador del VIH.

El grupo reclama que dada su “extensa historia de violencia hacia las mujeres”, no se debería permitir la entrada a Australia al actor, una estrategia similar a la que se siguió en Nueva Zelanda y el Reino Unido en contra del exboxeador Mike Tyson cuando pretendió presentar la obra de teatro Undisputed Truth. En el Reino Unido la visa le fue negada con fundamento en las leyes migratorias que disponen que una persona que ha sido sentenciada a más de cuatro años de prisión no puede ingresar en su territorio.

“Permitir a Charlie Sheen venir al país a hacer dinero de una gira como orador envía el mensaje incorrecto. El gobierno ha lanzado un plan nacional de acción en contra de la violencia hacia las mujeres…creemos que se socavan completamente esos esfuerzos al extender la alfombra roja a un hombre con semejante historia enfermiza”, declaró a los medios Caitlin Roper, directora de medios de Collective Shout.

“Esto dice a los hombres que si tienen un perfil suficientemente alto, riqueza o son suficientemente famosos pueden salirse con la suya. No creo que él sea un hombre transformado. Tiene un historial bastante largo”, concluyó la activista.

En efecto, el historial de Sheen se remonta a 1996 cuando fue arrestado por haber golpeado a su entonces novia Brittany Ashland, quien dijo que él la había amenazado de muerte si contaba a alguien lo sucedido.

Denise Richards, su segunda esposa, presentó la demanda de divorcio alegando amenazas de cometer actos de violencia.

Después vino el penoso episodio en 2009 con Brooke Muller, su entonces esposa, por el altercado que tuvieron en Aspen, Colorado. Sheen se declaró culpable de agresión y se le ordenó ingresar a rehabilitación.

En 2014, su entonces prometida Brett Rossi lo demandó acusándolo de haberla agredido y de haberla forzado a abortar por riesgos de que su hijo fuera portador de VIH.  Charlie Sheen negó vehementemente estas acusaciones.

Está previsto que Sheen se presente en Melbourne el 3 de noviembre y en Sídney al día siguiente. Ya veremos si el Ministerio de Inmigración atiende esta petición y sobre qué fundamento, cuando en agosto el gobierno australiano negó la visa de entrada a Chelsea Manning por motivos de integridad. Chelsea Manning estuvo en prisión por haber revelado secretos de seguridad nacional de los Estados Unidos.

Más información smh.co.au

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Additional information