Pelota de fútbol y red

La publicación en Instagram de la fotografía de una joven mujer que en Irán fue detenida por la policía por haber asistido a un partido de fútbol disfrazada de hombre, ha generado nuevamente críticas a los iranís por socavar las libertades y derechos de las mujeres.

Se trata de quien en Instagram se identifica como Zeinab_perspolisi_ak8, quien publicó su foto siendo transportada en una camioneta de la policía. En una imagen se le aprecia con el cabello recogido y en otra usando una gorra para tratar de no parecer mujer.

Esta joven es una más de las muchas mujeres que llegan a extremos por entrar a los estadios y presenciar eventos deportivos. Así, algunas han usado barbas falsas y pelucas para tratar de pasar inadvertidas y no ser detenidas.

Lo interesante del asunto es que no existe ninguna prohibición expresa para que las mujeres entren a los estadios a eventos deportivos por lo que las detenciones no tienen fundamento legal. Sin embargo, desde 1979 con la Revolución Islámica, la entrada les fue prohibida, aunque pueden ingresar para ver partidos femeninos de fútbol en los que las jugadoras deben llevar sus cabezas cubiertas.

En marzo de este año, treinta y cinco mujeres fueron detenidas por haber entrado al estadio a ver un encuentro de los equipos de fútbol varonil Esteqlal contra Persépolis. El partido era importante porque se encontraba presente en el estadio Gianni Infantino, presidente de la FIFA, acompañado por el ministro iraní de deportes, Masoud Soltanifar.

Sobre la detención de las mujeres en este encuentro, Infantino declaró a la prensa que el presidente de Irán, Hassan Rouhani, le había prometido que permitiría la entrada de mujeres a los estadios. Una promesa que activistas aseguran, las autoridades iraníes también hicieron a su predecesor, Sepp Blatter.

Durante el pasado mundial de fútbol que se verificó en Rusia, activistas trataron de presionar a la FIFA para obligar a Irán a permitir el acceso de mujeres a los encuentros de fútbol. Para ello, durante un partido, sostuvieron una pancarta pidiendo que se dejara a las mujeres iranís entrar a los estadios. Los activistas fueron detenidos por fuerzas de seguridad y retenidos por unas dos horas porque las pancartas y los mensajes estuvieron prohibidos durante los encuentros.

Cuando la inseguridad de los hombres es tal que temen no poder controlar sus impulsos sexuales por estar al lado de una mujer, se dan este tipo de prohibiciones absurdas. Es momento que los hombres tomen control de sí mismos y estas ridículas limitaciones a los derechos de las mujeres terminen.

Más información middleeasteye.net

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net