La SEC presenta una demanda contra Seaworld por no divulgar los efectos de 'Blackfish'

Poster del documental Blackfish

Desde que se estrenó el documental Blackfish sobre las orcas en cautiverio, SeaWorld ha estado rodeado de controversia, misma que esta semana ha aumentado al haber presentado la Comisión de Valores e Intercambio (Securities and Exchange Commission, SEC) una demanda en contra de la compañía por negarse a revelar a los inversionistas que el documental estaba afectando la asistencia a los parques temáticos.

SeaWorld Entertainment Inc., todavía está lidiando con las consecuencias del documental Blackfish de 2013, que mostró el presunto maltrato de orcas en cautiverio en los parques temáticos. El martes, la SEC presentó una demanda civil en la corte federal de Nueva York contra la compañía y el ex presidente ejecutivo James Atchison.

"Entre aproximadamente el 20 de diciembre de 2013 y el 13 de agosto de 2014, en relación con la oferta y venta de títulos de SeaWorld, SeaWorld y Atchison al tomar la decisión de negocios de no revelar el efecto Blackfish a los inversores, debieron haber sabido que equivalía a un fraude o engaño a los compradores de acciones de SeaWorld ", afirma la demanda.

La compañía ha pasado años lidiando con la baja en la asistencia a sus parques temáticos y las demandas resultantes. Algunos accionistas que demandaron habían destacado que la empresa adjudicaba la baja de visitantes a las condiciones que se presentaron en el periodo de vacaciones y otros factores en lugar del trato que reciben las ballenas asesinas y la mala publicidad resultante.

Según la demanda de la SEC, SeaWorld y Atchison deberían haber sabido en diciembre de 2013 que el documental estaba teniendo un efecto negativo en su reputación, pero los ejecutivos de la compañía hicieron declaraciones engañosas, incluyendo que la película no tenía impacto en su asistencia.

"El 13 de agosto de 2014, SeaWorld presentó un Formulario 8-K en el que, por primera vez, reconoció que la baja en la asistencia fue, entre otros factores, parcialmente causada por la publicidad negativa relacionada con Blackfish", continúa la demanda. "Tras la presentación del Formulario 8-K, el precio de las acciones de SeaWorld cayó aproximadamente un 33% y las acciones de SeaWorld fueron degradadas significativamente por los analistas, causando una pérdida de aproximadamente 830 millones de dólares en valor para los accionistas".

"Este caso subraya la necesidad de una empresa de proporcionar a los inversores información oportuna y precisa que tenga un impacto adverso en su negocio. SeaWorld describió su reputación como uno de sus "activos más importantes", pero no pudo evaluar y divulgar el impacto adverso que Blackfish tuvo en sus negocios de manera oportuna ", dijo Steven Peikin, codirector de SEC Enforcement Division.

La demanda de la SEC, presentada en una corte federal en Nueva York, acusa a SeaWorld y Atchison de violar las disposiciones anti fraude de las leyes federales de valores y acusa a SeaWorld de infringir las disposiciones sobre los informes que deben entregarse a los accionistas.

Una vez que se presentó la demanda, la SEC anunció que SeaWorld y Atchison han llegado a un acuerdo para pagar 4 millones de dólares por parte de la compañía y un millón por parte de Atchison en multas y restitución sin admitir ni negar las acusaciones.

El ex vicepresidente de comunicaciones de SeaWorld, Frederick D. Jacobs, por su parte, llegó a un acuerdo para que se deseche el cargo por fraude y pagar restitución e intereses prejuzgados de aproximadamente 100,000 dólares. No se le impuso una multa, lo que refleja su asistencia sustancial en la investigación de la SEC. Todos los acuerdos están sujetos a la aprobación del tribunal.

Pero el daño a los accionistas ya está hecho.

Más información

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net 

Additional information