Luna llena

A sus 88 años, Edwin Eugene Aldrin Jr., mejor conocido como Buzz Aldrin, el segundo astronauta en haber caminado en la luna, se encuentra inmerso en un pleito familiar en contra de dos de sus hijos y de su ex agente, quienes han pedido que sea declarado incapaz.

A principios de mes, sus hijos, Andrew Aldrin y Janice Aldrin, de 60 años, presentaron una petición judicial para que se les nombre guardianes legales de su padre y se les autorice el manejo de sus finanzas. Argumentan que su padre sufre de pérdida de memoria y de confusión y que está gastando dinero en cifras alarmantes. Además, aseguran, su padre ha empezado a frecuentar nuevas amistades que buscan aislarlo de la familia, por lo que temen por su seguridad y finanzas. Una situación similar a la que ocurre con Stan Lee, creador de Spiderman, y su hija.

Aldrin, quien formó parte de la Misión Apolo 11 de la NASA, respondió que no necesita guardianes legales y lo ha hecho mediante una demanda en contra de sus hijos y su exagente, Christina Korp. En esta acción legal, acusa al trio de haberle prohibido volver a casarse y de haber tomado control indebido de sus finanzas, incluidas su empresa Buzz Aldrin Enterprises y su organización ShareSpace Foundation, además de millones de dólares en artefactos y objetos del espacio.

En la demanda, Aldrin acusa a sus hijos de haberlo calumniado durante años diciendo que padece de demencia y Alzheimer. Específicamente acusa a su hijo Andrew de haberlo explotado “a sabiendas y mediante el engaño o intimidación" privándolo de sus bienes, y a su hija Janice de fraude y de no actuar en su interés financiero.

El hijo mayor de Buzz Aldrin, James, no está involucrado en la demanda. Sus tres hijos nacieron de su primer matrimonio con Joan Archer. De sus otros dos matrimonios no nacieron hijos.

Respecto de la petición presentada por los hijos, se ha fijado fecha para algún día de esta semana un perito realice una evaluación psicológica del ex astronauta, quien ha logrado mantenerse vigente en la memoria del público al haber aparecido en programas como The Simpsons y Big Bang Theory.

Es penoso que este tipo de acusaciones de abuso financiero se presenten durante el final de la vida de personas adineradas, pero es un hecho que hay quienes se dedican a estafar a los ancianos para hacerse de sus bienes, sembrando en la imaginación pública historias de deslealtad de los hijos y familia. Ya veremos qué sucede en este caso y a quién se concede la razón.

Más información bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net