Pastel con figura de Peppa Pig

En marzo de 2017 el gobierno de China prohibió la distribución de libros y cuadernos para colorear del personaje infantil Peppa Pig. Ahora prohíbe también la aplicación que sobre este personaje estaba disponible.

Peppa Pig llegó al mercado chino en 2015 y pronto fue apropiada no solo por niños sino también por jóvenes y adultos que se identifican con shehuiren, o la llamada cultura del vago.

Por considerar que existía un fomento a la cultura occidental, la Administración China de Prensa, Radio, Publicaciones, Cine y Televisión, dictó normas que restringieron la circulación de libros para niños relacionados con animales y cuentos de hadas, pese a que no tenían implicaciones políticas. Así, se estableció un número máximo de libros de estas categorías que podían ser editados en el país y los libros de Peppa Pig, junto con los de otros autores infantiles como Christian Jolibois, autor de Les P’Tites Poules, quedaron pronto fuera del mercado nacional.

La disposición no fue del agrado de los padres de familia que han encontrado que los libros extranjeros son de mayor agrado para sus hijos pues explican de forma sencilla temas cotidianos, mientras que los libros infantiles chinos tienen más palabras y buscan inculcar la moral china.

Por considerar que la promoción de la cultura occidental sigue dañando a la sociedad china, ahora el organismo de censura ha decidido llevar la prohibición un paso más allá y prohibir la aplicación de los videos de Peppa Pig que estaba funcionando en China.

Peppa Pig no es la única comiquita o cartón animado que ha sido censurada en China. En 2008 la autoridad decidió que en horario infantil dejara de transmitirse Bob Esponja, personaje de Nickelodeon, para promover las caricaturas locales. Mismo destino siguió Scooby Doo.

Death Note, la serie de manga japonesa también fue prohibida, ésta por violenta, y Winnie Pooh, quedó censurado el año pasado no por estúpido, sino para evitar que se hiciera uso de su imagen para hacer memes de burla al presidente Xi Jinping.

Si bien respecto de todos estos programas hubo una explicación, para los chinos nunca quedaron claras las razones por las cuales se prohibió en 2013 la proyección de la película de Dreamworks Mi villano favorito 2, pese a que desde 2012 China permite la proyección de ciertas películas extranjeras. Los rumores decían que la prohibición obedeció a la promoción de estudios de cine locales, aunque la autoridad declaró a un medio estadunidense que la cinta nunca fue presentada para aprobación.

Si la razón primordial es el fomento a la industria local o un rechazo a lo extranjero, no importa cuál sea el personaje de moda en occidente ni lo soso que pueda ser, lo más probable es que una vez que llegue a China también será censurado.

Más información scmp.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total concediendo crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen de hecendorfer.com