Ashley Judd

Ocho meses después de que iniciara el escándalo de las acusaciones en contra del productor de Hollywood Harvey Weinstein por abusar sexualmente de distintas actrices, Ashley Judd ha decididio demandarlo civilmente por difamación y acoso sexual.

En la demanda presentada en el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles, California, Estados Unidos, se explica que rechazar los avances sexuales de Weinstein costó a Ashley Judd una oportunidad de trabajo en la trilogía El Seños de los Anillos, dinero y su posición en la industria del cine.

Según la documentación legal, Judd sintió que “algo” estaba impidiendo que su carrera continuara avanzando, pero fue hasta diciembre de 2017 que se dio cuenta que era Weinstein quien la estaba bloqueando.

La actriz dice que estuvo en conversaciones con Jackson, productor de El Señor de los Anillos, y su equipo en 1998 para interpretar uno de los dos papeles principales en la trilogía, pero Weinstein "torpedeó" la oportunidad diciéndoles que habían tenido una mala experiencia al trabajar con ella, que era una "pesadilla" y que debería ser evitada a cualquier costo.

"La patética realidad, sin embargo, fue que Weinstein estaba tomando represalias contra la Sra. Judd por rechazar sus demandas sexuales aproximadamente un año antes, cuando la arrinconó en una habitación de hotel con el pretexto de hablar de negocios. Weinstein, el autodenominado ‘dictador benévolo’ que se ha jactado de que puede ser atemorizante, usó su poder en la industria del entretenimiento para dañar la reputación de la Sra. Judd y limitar su capacidad de encontrar trabajo ".

Judd dice que no sabía por qué no fue elegida en la película hasta que leyó una entrevista en diciembre en la que Peter Jackson dijo que parecía que había una campaña de desprestigio en contra de la actriz, pero que en ese momento no tenía motivos para cuestionar lo que le habían dicho, pero que ahora sospecha que se le dio información falsa.

La demanda también detalla las acusaciones hechas por otras actrices, incluidas Salma Hayek y Uma Thurman, que dicen que el magnate amenazó sus carreras después de que lo rechazaron sexualmente. Asimismo se alega que Mira Sorvino también audicionó en el papel de El Señor de los Anillos y fue ignorada por la misma razón que Judd.

Un representante de Weinstein respondió a la demanda de Judd el lunes por la noche: "La investigación más básica de los hechos revelará que el Sr. Weinstein ni difamó a la Sra. Judd ni interfirió con la carrera de la Sra. Judd, y no solo defendió su trabajo sino también en repetidas ocasiones aprobó su casting para dos de sus películas durante la próxima década. Los hechos reales mostrarán que el Sr. Weinstein era ampliamente conocido por haber luchado por la Sra. Judd como su primera opción para el papel principal en Good Will Hunting y, de hecho, hizo los arreglos para que la Sra. Judd volara a Nueva York para ser considerada el papel. A partir de entonces, la Sra. Judd fue contratada para no una, sino dos películas del Sr. Weinstein, Frida, en 2002, y Crossing Over con Harrison Ford en 2009. Daremos una enérgica defensa en contra de estas afirmaciones ".

Los expertos ven pocas posibilidades de que prevalezca Judd, por el tiempo que transcurrió desde que se dio la supuesta campaña de difamación y que las frases que se le adjudican a Weinstein son sólo opiniones y no hechos concretos que se puedan probar.

El juez deberá decidir si se puede continuar con la demanda.

Más información hollywoodreporter/thr.esq

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total, concediendo crédito a miabogadoenlinea.net