Manuscrito de Las 120 Jornadas de Sodoma

Para detener una subasta y su posible exportación, el gobierno francés declaró este lunes tesoros nacionales el manuscrito de Las 120 Jornadas de Sodoma, del marqués de Sade, y los Manifiestos Surrealistas de André Bretón.

Ambos manuscritos son propiedad de la compañía Aristophil fundada en 1990 por Gérard Lhéritier, un experto en manuscritos. El objetivo de la empresa era comprar manuscritos históricos, cartas y otros documentos para después vender acciones de esos artículos a los inversionistas. Los manuscritos fueron exhibidos en el Musée des Lettres et Manuscrits, en París. En 2015 la empresa fue cerrada, sus bienes confiscados y Lhéritier fue detenido porque la empresa presuntamente operaba como un esquema piramidal, similar al que operaba Bernard Madoff en Wall Street.

Los manuscritos de Las 120 Jornadas de Sodoma y Manuscritos Surrealistas estaban listados para ser subastados por la casa Aguttes, con un precio esperado de venta del primero de seis millones de euros, y de cuatro millones por los manifiestos de Bretón. Sin embargo, al haber sido declarados tesoros nacionales se impone una restricción temporal de exportación y se concede al gobierno un plazo de 30 meses para presentar una oferta de compra. Si la oferta no es aceptada por el propietario del bien que ha sido declarado tesoro nacional, se puede presentar una segunda oferta de compra. Generalmente estas ofertas de compra son respaldadas por el Banco de Francia.

Los tesoros nacionales están regulados por el Code du Patrimoine, que en su artículo L-111-1 establece que los bienes calificados como tales se dividen en tres categorías: los que están en colecciones públicas; los clasificados como monumento o archivo histórico; y, los que se niegan licencias de exportación debido a su “interés mayor en la herencia nacional desde el punto de vista de la historia, el arte o la arqueología”. Los manuscritos mencionados están en este supuesto, al igual que un dibujo atribuido a Leonardo, que en enero de este año también se declaró tesoro nacional.

Los 130 mil manuscritos que las autoridades confiscaron a Aristophil serán subastados en un plazo de seis años a fin de pagar a los más de 18 mil inversionistas del presunto fraude. Porque los bienes no se han vendido, el abogado de Lhéritier, Francis Triboulet, sostiene que “nadie puede asegurar que ha perdido dinero porque los documentos no han sido puestos en el mercado. ¿Y quién puede decir cuánto valen?”.

Por el momento, los inversionistas del manuscrito de Las 120 Jornadas de Sodoma o la escuela de libertinaje, novela erótica escrita por el marqués de Sade durante su prisión en La Bastilla, tendrán que esperar por lo menos 30 meses a que el gobierno francés ofrezca pagar por él un precio conforme al mercado internacional, para ver de regreso parte de su inversión.

Más información thelocal.fr / artmediaagency.com / bbc.com

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen thehistoryblog.com