Shyma

Shyma, cantante pop de Egipto, fue condenada este martes a dos años de prisión y al pago de una multa del equivalente a US$560 por el delito de incitar al libertinaje debido a un video en que aparece con ropa sensual y comiendo un plátano.

Shaimaa Ahmed, nombre real de Shyma, fue arrestada el pasado 18 de noviembre después de que su video fuera transmitido y comentado por locutores egipcios que la llamaron “sucia” y pidieron a la fiscalía que presentara cargos en su contra.

La joven cantante negó los cargos y dijo que las sugestivas escenas fueron incluidas en el video por el director sin su consentimiento, una declaración que tras el movimiento #MeToo parece totalmente plausible, aún más en un país como Egipto en donde apenas en 2014 se tipificó como delito el acoso sexual.

El director del polémico video musical también fue condenado a dos años de prisión y al pago de una multa, pero su proceso se llevó en ausencia.

La sentencia ha sido apelada por la cantante de 25 años ante el tribunal superior.

Pese a que el presidente Abdel Fattah al-Sisi, quien llegó tras haber depuesto al primer presidente elegido por votación libre, ha llamado a realizar reformas religiosas en contra del extremismo, las políticas seguidas por su gobierno han estado reforzando varias normas muy conservadoras.

De esta forma, decenas de jóvenes fueron arrestados en septiembre por haber asistido a un concierto en la que ondeó una bandera del orgullo gay. Estos jóvenes han sido imputados por incitar al libertinaje, mismo delito que el cometido por Shyma, y por lastimar la moralidad pública.

“Egipto debería dejar de destinar recursos estatales a cazar personas por lo que supuestamente hacen en sus cuartos o por expresarse en un concierto de rock y debería enfocar su energía en mejorar su terrible historial en materia de Derechos Humanos”, escribió en septiembre Sarah Leah Whitson, directora para Medio Oriente y Norte de África de Human Rights Watch.

Otra cantante egipcia que espera el inicio de su proceso es Sherine Abdel Wahab, acusada de haber ofendido al Nilo durante un concierto, en palabras que han sido incluidas en el tipo penal de perjudicar el interés público y de “dañar la economía nacional, aterrorizando a los turistas y perjudicando el turismo”.

Más información middleeasteye.net

miabogadoenlinea.net

Se permite la reproducción parcial o total con crédito a miabogadoenlinea.net

Imagen thesun.co.uk